Entrenadores del Atlético impulsan el fútbol social con los Dragones de Lavapiés

Entrenadores del Atlético de Madrid colaboran en un proyecto de fútbol social con 50 niños y niñas del club Dragones de Lavapiés en las instalaciones deportivas del distrito en el parque Casino de la Reina y en un solar municipal en el número 18 de la calle Embajadores, abandonado y cerrado hasta 2016, cuando la Junta Municipal de Centro lo abrió como Espacio Polivalente para Actividades Ciudadanas. El programa ha sido presentado oficialmente este miércoles por el concejal-presidente de Centro, Jorge García Castaño; la delegada de Políticas de Género y Diversidad, Celia Mayer; el presidente de la Fundación Atlético de Madrid, Adelardo Rodríguez; y el presidente del club de fútbol base Dragones de Lavapiés.

Se trata de promover el deporte desde la edad escolar con este programa, además de la inclusión social, la igualdad de género, la convivencia y la lucha contra el racismo. Como ha explicado Jorge García Castaño, cada una de las partes firmantes del convenio aporta lo mejor de sí mismo: la capacidad técnica, los tres entrenadores, su prestigio y experiencia en programas socioeducativos por parte de la Fundación Atlético de Madrid; los espacios corren a cargo del Ayuntamiento y los Dragones ponen el trabajo en el barrio. "Si a nivel internacional está el Atlético para Madrid, los Dragones son la marca Lavapiés y dentro de nada serán marca España", ha señalado el concejal de Centro.

LA TREINTENA DE NACIONALIDADES DE LOS DRAGONES

La Fundación aporta además todo el material deportivo, desde balones hasta vallas, conos, petos y equipaciones. Los Dragones de Lavapiés, por su parte, llevan trabajando en el barrio desde 2014. Nacieron como una iniciativa de padres y madres del barrio y en este momento aglutinan a ocho equipos infantiles con 150 niñas y niños de más de una treintena de nacionalidades. Su presidente, Jorge Bolaños, ha explicado que quieren no sólo que sus jugadores aprendan a ganar y a perder sino también a ser empáticos y solidarios.

Los Dragones, según su presidente, son ejemplo de "comunidad resiliente, entendiendo como tal la capacidad para transformar las dificultades en cosas positivas". "No se puede avanzar sin integrar. El espíritu del barrio lo trasladamos a los Dragones", ha apuntado.

El presidente de la Fundación Atlético de Madrid, Adelardo Rodríguez, ha afirmado que lo que hacen los Dragones de Lavapiés "no tiene precio". A su homólogo en el club de Lavapiés le ha hecho entrega de una camiseta del equipo rojiblanco dedicada a los Dragones. Los chicos y chicas del club han regalado a su vez un balón a Mayer, Castaño y Rodríguez.

La delegada Celia Mayer ha aplaudido que los Dragones "estén llevando el nombre de Lavapiés a lo más alto" transmitiendo valores propios del deporte, como la integración, el respeto a los distintos modos de convivencia y la igualdad. Es, en definitiva, "acercar todo lo bueno del deporte de élite al barrio".

Es la segunda edición del programa ante la buena acogida que tuvo el curso pasado esta iniciativa de colaboración público-privada. Desde la Junta han destacado igualmente la apertura de lo que no era más que un solar hasta 2016 y que ahora presta servicio como Espacio Polivalente para Actividades Ciudadanas presidido por un enorme mural a cargo del vecino del barrio, el Rey de la Ruina, una silueta de mujer acompañada por dos de los característicos corazones del artista con el lema 'Socialmente iguales, humanamente diferentes, totalmente libres', de Rosa Luxemburgo.

Desde el Ayuntamiento han aplaudido la incorporación de las niñas al fútbol como paso romper estereotipos: son veinte las niñas que entrenan todos viernes con los Dragones de Lavapiés.