Entra en servicio la estación de Cercanías de Mirasierra-Paco de Lucía

Los trenes que circulan por la nueva estación de Cercanías de Mirasierra-Paco de Lucía prestan servicio en el nuevo apeadero a partir de este martes, tras haber sido inaugurada ayer por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

Los viajeros han visto facilitados sus desplazamientos. Por ejemplo, Natalie que viaja en tren a Alicante. Tiene que ir a Atocha. Hasta ahora, para coger el cercanías, tenía que ir hasta Pitis, lo hacía en autobús o en coche, ahora ya no. Con ella, estrena estación Antonio, que también tiene que bajarse en Atocha.

Podrían ir en metro pero tendrían por delante 19 paradas y habrían tardado unos 40 minutos. Ahora llegan a Atocha en 25 minutos. Ellos son parte de esos 500.000 viajeros anuales a los que la estación de Mirasierra dará servicio. Una conexión que llevaban años pidiendo sobre todo los vecinos de Montecarmelo, al otro lado de las vías. Incluso algunos usuarios que vienen del metro le van a dar un uso insospechado, como es subir por las escaleras mecánicas para ahorrarse la cuesta

UNA GRAN INVERSIÓN

Según informó Fomento, esta nueva estación ha supuesto una inversión de 6.186.000 euros y dará servicio previsiblemente a unos 500.000 viajeros anuales. La entrada en servicio de esta nueva infraestructura eleva a 93 el número de estaciones que configuran la red de Cercanías de Madrid.

El emplazamiento elegido para el nuevo apeadero, perteneciente a la zona tarifaria A, aprovecha el trazado de la línea ferroviaria y se sitúa en la zona de conexión de los barrios de Mirasierra y Montecarmelo, ambos en el distrito de Fuencarral-El Pardo, a través de la calle Costa Brava, lo que favorece la movilidad de estos vecindarios.

La infraestructura se ubica entre los puntos kilométricos 4/600 y 4/900 de las líneas C-3, C-7 y C-8 del núcleo de Cercanías de Madrid, entre las estaciones de Pitis y Ramón y Cajal, y se complementa con los trabajos de prolongación de la Línea 9 del Metro de Madrid, con la que conecta.

La nueva estación estará conectada con Chamartín en ocho minutos; con Sol en 18, y con Atocha en 22 minutos. El primer tren de la mañana de las líneas C-e y C-8 que para en esta estación en dirección a El Escorial lo hace a las 6.14 horas, mientras que el último pasará a las 23.56 horas. En sentido Chamartín-Atocha-Aranjuez, el primer tren tiene su paso a las 6.33 horas, y el último a las 23.59 horas.

La C-7, por su parte, presta servicio desde las 6.31 horas, dirección Príncipe Pío (el último de la noche pasará a las 23.30 horas), y en dirección opuesta, a las 6.39 horas (23.50 el último del día).