Encontrada en Madrid la adolescente de Getafe buscada desde hace cinco días

La joven de Getafe (Madrid) que estaba siendo buscada desde hace cinco días ha sido encontrada hoy en Madrid y se encuentra bien, segun han informado a Efe fuentes familiares. La chica, de nombre Celia y dieciséis años de edad, abandonó voluntariamente su domicilio de Getafe el pasado día 27 con dirección a Málaga. La joven se encuentra en estos momentos en las dependencias de la Policía Municipal en Tetuan.

Agentes de la Unidad Móvil de la Oficina de Atención al Ciudadano de la Policía Municipal de Madrid han localizado esta tarde en las inmediaciones de Plaza de Castilla a Celia, la joven de 16 años de Getafe desaparecida el miércoles, segun fuentes del Ayuntamiento de la capital.

Ante las sospechas de los agentes, han procedido a identificar a una joven que paseaba junto a otras dos personas por esta conocida plaza madrileña. Al comprobar que era la menor cuya desaparición habían denunciado sus padres, procedieron a trasladarla a la Unidad Integral de Distrito de Tetuán de la Policía Municipal.

Los agentes han avisado a la familia de la adolescente, que posteriormente ha prestado declaración. Celia se encuentra en buenas condiciones físicas, aunque los sanitarios del Samur-Protección Civil le han ofrecido asistencia médica, que ha rehusado.

El padre de Celia, Jesús Carpio, se ha mostrado "muy contento" de "saber que Celia está bien". No obstante, apenas han podido hablar con ella, "sólo le he dicho que la quiero". El padre ha explicado a que la joven "está llorando mucho y ahora la están tratando los psicólogos". No obstante, confía en saber pronto qué ha ocurrido exactamente.

Previamente a su adparición, los padres reconocieron que las discusiones con su hija podrían haber provocado su fuga. Al parecer en la noche del pasado viernes pudieron contactar con Celia o con alguien que utilizaba su perfil en Twenty, y, creyendo que hablaba con una amiga, dijo que tenía miedo y que iba a huir lejos.

ESTACIÓN DE AUTOBUSES DE MÁLAGA

La joven, de 1,70 metros de estatura, pelo negro y ojos oscuros, dejó la casa materna en Getafe con una mochila en la que llevaba algo de ropa, así como cuatrocientos euros y un ordenador portátil. Las cámaras de seguridad de la estación de autobuses de Málaga captaron su imagen, minutos antes de que presumiblemente tomara un autobús, libre y voluntariamente, hacia un destino desconocido.

Así lo han confirmado fuentes de la investigación, que aseguraron que en las imágenes podía verse a Celia bajar de un taxi y encaminar sus pasos hacia la terminal de autobuses malagueña. En las imágenes no se observaba ningún indicio que permitiera suponer que la joven se encuentrara retenida, por lo que todo indicaba que se trataba de una fuga voluntaria.

Supuestamente, la menor se habría conectado posteriomente a una red social afirmando que se encontraba bien.

Los investigadores no consideraban el caso una "desaparición inquietante", a la vista de los datos recopilados hasta el momento, las declaraciones de los testigos y las pruebas aportadas por las imágenes de las cámaras de seguridad.

JOVEN MAGREBÍ DETENIDO

El pasado sábado un joven de 19 años fue detenido en Málaga en relación con la desaparición de la joven. El joven de origen magrebí portaba el ordenador portátil de la joven -que supuestamente le vendió Celia para conseguir dinero y poder continuar con su fuga-.

El arrestado dijo a los agentes que dejó a la chica en la estación de autobuses de Málaga con un billete para Madrid.

El joven, cuya identidad se corresponde con las iniciales Z.C., de 19 años, intentó después revender el ordenador, momento en el que fue detenido por la Policía Municipal de Málaga, cerca del estadio de La Rosaleda.

El joven pasó en la mañana de este lunes a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Málaga, en funciones de guardia. Tras prestar declaración, el juez ha decretado su libertad, aunque se le imputa un delito de inducción a una menor al abandono del hogar, según han informado fuentes judiciales.