Empresarios del ocio achacan el ruido nocturno al tráfico y al 'botellón'

Empresarios del ocio achacan el ruido nocturno al tráfico y al 'botellón'

El ruido nocturno en el centro de Madrid lo genera la calle, los camiones de basura, la gente que participa en "botellones" o las personas que salen de los bares a fumar, han dicho hoy los empresarios del sector del Ocio, preocupados por la forma en que pueda afectarles una normativa de inminente aprobación.

La preocupación del sector, que agrupa a bares, bares de copas, restaurantes, discotecas y salas de fiestas, tiene que ver con la próxima aprobación por el Ayuntamiento de Madrid de una Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE), que podría ordenar cierres anticipados de bares o restringir terrazas.

Los empresarios han convocado una rueda de prensa para expresar su "alarma y preocupación" por la incidencia de la ZPAE y para instar al Ayuntamiento a reflexionar y dialogar sobre "las verdaderas causas del ruido" en Madrid, en aras de la protección de empresas y puestos de trabajo, especialmente en la situación de crisis que vive el país.

El 23 de febrero pasado, la propia alcaldesa, Ana Botella, sin anticipar ninguna de las medidas que contendrá la ZPAE, aseguró que la intención de la normativa es "hacer compatible el descanso de los vecinos del centro de Madrid, que es nuestro principal foco de atracción turística, con el ocio nocturno".

PROFUNDA PREOCUPACIÓN Y MALESTAR

El portavoz de la Plataforma Empresarial del Sector Ocio de Madrid, Juan José Blardony, ha expresado la "profunda preocupación y el malestar" existentes en el sector ante esas medidas que podrían "limitar la actividad turística y empresarial" en el distrito Centro madrileño. Blardony ha insistido en el "compromiso" de los empresarios con la calidad del ocio y con el ambiente sostenible del sector turístico y ha destacado el hecho de que los empresarios han llevado a cabo campañas para concienciar a la población sobre la necesidad de conciliar ocio y el descanso de las personas.

El portavoz ha calificado también que "injusto y desafortunado" el tratamiento que recibe este sector, que aporta el 4,7 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) regional y da trabajo a más de 135.000 personas.

Muchos problemas relacionados con el ruido son achacables a "la falta de actuación policial y a la ineficacia de la normativa", han expresado los miembros de la Plataforma.

Y han insistido en pedir al Ayuntamiento "medidas correctoras" para acabar con los "lateros" o vendedores clandestinos de bebidas, y con el botellón, y minimizar el ruido del tráfico "sin afectar el tejido empresarial de una actividad que es uno de los principales atractivos turísticos" de Madrid.

Según cifras citadas por la Plataforma, procedentes de diversos estudios a nivel nacional, el "Botellón" -el consumo de bebidas en calles, plazas o parques- congrega cada fin de semana a unos 100.000 jóvenes de entre 14 y 30 años de edad.

500 MILLONES DE EUROS DE PÉRDIDAS

Otro de los empresarios presentes en la rueda de prensa, Eduardo Moreno, ha dicho también que el ruido generado por los grupos de personas que salen de los bares a fumar en la calle -ante la prohibición de hacerlo en el interior de estos recintos- tiene que ver con una "cuestión de educación", algo que -ha dicho- no sucede en otras ciudades de Europa.

Para los empresarios, sería "inconcebible" que la normativa de la ZPAE en el Distrito Centro castigará al sector, que en los últimos tres años, como consecuencia de la crisis, ha perdido 1.117 millones de euros.

Una posible reducción de horarios de apertura, han dicho, podría generar unas pérdidas añadidas estimadas en unos 500 millones de euros, además de la pérdida de puestos de trabajo.