Educación plantea adelantar a julio los exámenes de recuperación de septiembre

Dar un papel activo al alumno y la colaboración de los padres, base del éxito escolar
Darle un papel "activo" en su educación al alumno, emplear el aprendizaje basado en proyectos o mantener un alto grado de colaboración entre colegio, padres y profesores son tres de las nueve prácticas comunes que ha identificado un estudio publicado por PwC y Ashoka bajo el título '*Para qué educamos'?. |Telemadrid

El consejero de Educación, Rafael van Grieken, ha trasladado a los agentes educativos la posibilidad de modificar el calendario escolar, adelantando a julio los exámenes extraordinarios de septiembre, según publica el diario ABC.

Fuentes de la Consejería aseguran al periódico madrileño que se trata de una propuesta "no firme", y que en ningún caso se aplicaría en el próximo curso académico 2016-2017. Sin embargo, este planteamiento verbalizado por el consejero ya está en la agenda para su futura implantación. Y la Federación de Asociaciones de Padres y Alumnos FAPA Giner de los Ríos, favorable a este cambio del calendario, la acoge con agrado.

"Por primera vez en muchos años, la propuesta que ha recibido de manos del consejero de Educación sobre una nueva concepción del calendario escolar se orienta a mejorarlo pensando en las necesidades del alumnado y sus familias", aseguró en un comunicado la Giner de los Ríos.

GINER DE LOS RÍOS CRITICA EL ACTUAL MODELO

La federación confió en que la Consejería "venza las resistencias" que se puedan dar en «algunos» representantes del profesorado y lleve a término la modificación del calendario, "en lugar de plegarse a determinadas reivindicaciones sindicales. A su juicio del colectivo, el actual modelo "destroza la planificación de los centros educativos y lleva todos los años al incumplimiento sistemático del momento de inicio real del periodo lectivo".

La FAPA considera que tanto la existencia de los exámenes de septiembre como la repetición de curso "son una demostración evidente del fracaso del modelo educativo. Mientras que existan, pasar los exámenes extraordinarios a julio y ayudar al alumnado a superar sólo lo que le quedó pendiente, es mucho mejor que el formato actual, que supone llevarlo a septiembre y con toda la materia por volver a supera", reseñó el colectivo de padres y alumnos.

Un portavoz del departamento de Educación insiste en que "por el momento" no hay prevista ninguna modificación del calendario escolar, y que lo expresado por Van Grieken a la FAPA es "solo una idea más que aún está en fase de estudio y de debate en la comunidad educativa".