Educación adapta el test de detección de acoso a alumnos con apoyo educativo

Educación adapta el test de detección de acoso a alumnos con apoyo educativo

La Comunidad de Madrid ha anunciado que amplía el test Sociescuela, del Plan de lucha contra el acoso escolar y que realizaron 160.000 menores de 529 centros, también a los alumnos con necesidad específica de apoyo educativo, que presentan cuatro veces más índices de acoso que el resto de sus compañeros.

Los datos que arroja este test informático muestran que un 1,6 % de los alumnos de la Comunidad presenta indicadores de potencial acoso escolar, y que los centros participantes en el mismo han conseguido reducir a la mitad los casos potenciales -un 53%-, explica la Consejería de Educación en una nota.

Según la última edición del test, un 43,23 % de las víctimas manifiestan que no han hablado nada de su situación en la escuela con sus familias, y un 31,52 % indican que algo o poco.

La decisión de aplicar la prueba al alumnado con necesidad de apoyo educativo se basa en que estos menores presentan el doble de rechazo dentro del grupo de clase y cuatro veces más índices de acoso escolar, en comparación con el resto de estudiantes.

Para ello, se han introducido cambios para "garantizar que los alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo comprendan los ítems que plantea el test", adaptando las preguntas para que puedan ser autónomos a la hora de realizar la prueba.

El número de participantes de la última edición de esta prueba fue de 160.000 menores en 529 centros educativos de toda la región, lo que supone, según el comunicado, una cantidad siete veces mayor a la contemplada en otros estudios de ámbito nacional.

El programa Sociescuela proporciona un completo análisis de la convivencia general de cada aula ya que aporta información sobre los niveles de autoestima individual y de grupo, al tiempo que identifica los alumnos prosociales, los que padecen acoso y a los que están en riesgo de sufrirlo.