Ecologistas y asociaciones vecinales abandonan la mesa 'Madrid Nuevo Norte'

la maqueta de la operación urbanística Madrid Nuevo Norte
la maqueta de la operación urbanística Madrid Nuevo Norte |Telemadrid

Las asociaciones vecinales y ecologistas convocadas por el Ayuntamiento de la capital para la mesa 'Madrid Nuevo Norte', el proyecto heredero de la Operación Chamartín, no acudirán hoy a la cuarta reunión al señalar que "carece de sentido" formar parte de "un paripé de participación".

En una nota de prensa, Ecologistas en Acción ha informado hoy de esta decisión, tomada también por la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (Fravm), la Plataforma Zona Norte (que agrupa a la mayoría de los colectivos de la zona del proyecto), el Club de Debates Urbanos y el Instituto para la Democracia y el Municipalismo.

Todos estos colectivos consideran una "burla" haber sido convocados a una mesa para recibir información "sobre un proyecto que ya está atado y bien atado" y no desean "legitimar una participación inexistente"."Hasta la fecha se ha acudido a todas las reuniones de la mesa Madrid Nuevo Norte, pero hoy esto carece de sentido, máxime cuando el Ayuntamiento ni siquiera ha tenido la deferencia de proporcionar previamente a la reunión la documentación técnica del proyecto", han comentado.Además, han indicado que no han recibido ninguna respuesta por parte del Ministerio de Fomento a su solicitud de una reunión, el pasado mes de agosto, para hablar de este mismo asunto.

MADRID NUEVO NORTE: 10.500 VIVIENDAS Y UNA GRAN ZONA DE OFICINAS

El Ayuntamiento de Madrid aprobará el jueves 20 de septiembre el plan 'Madrid Nuevo Norte' para la reforma urbanística del entorno de la estación de Chamartín, que prevé la construcción de 10.500 viviendas y una gran zona de oficinas con la torre más alta de España.

El plan se ha pactado tanto con la promotora Distrito Castellana Norte -BBVA y San José- como con el Ministro de Fomento y Adif, que invertirá en la reforma de la estación los 1.200 millones de euros que previsiblemente obtendrá por los terrenos de su propiedad.Las asociaciones vecinales y ecologistas han criticado a Fomento y Adif por haberse "negado reiteradamente a suministrar la información sobre esta operación incluso al propio Ayuntamiento de Madrid, alimentando así las sospechas de que se ha incurrido en irregularidades a lo largo de los 25 años de concesión de los derechos urbanísticos".

Por otro lado, han pedido que las administraciones públicas reconsideren este proyecto y lo abran "a la participación ciudadana efectiva" para crear "una oferta de vivienda social de alquiler y empleo de calidad" y "evitar los graves y negativos impactos ambientales y territoriales".

El Gobierno de Manuela Carmena presenta un proyecto distinto al impulsado en 2015 por la popular Ana Botella en los últimos compases de su mandato, que preveía la construcción de 17.000 viviendas.Aquella operación fue anulada por el pleno del Ayuntamiento de Madrid en mayo de 2016 con los votos de Ahora Madrid y del PSOE por considerarla especulativa.

La nueva propuesta tendrá que pasar también por el pleno, previsiblemente en el mes de diciembre.Una vez supere los trámites municipales, la Comunidad de Madrid tendrá que ratificar la modificación del plan general de ordenación urbana (PGOU).