Ecologistas y asociaciones deportivas enfrentados por el Plan Rector del Parque de Guadarrama

La futura normativa del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama ha recibido ya un total de 561 alegaciones en la Comunidad de Madrid. Un plan que no contenta a nadie y ha puesto en pié de guerra a ayuntamientos, ecologistas y deportistas

El Plan Rector conlleva restricciones al ciclismo y la prohibición total de vuelo sin motos, entre otras medidas. Ello ha movilizado a las asociaciones de deportes al aire libre, quienes han manifestado su oposición al borrador presentado por los goberno de la Comunidad de Madrid y Castilla y León.

Las asociaciones ciclistas consideran además excesivas las áreas que son consideradas de máxima protección, a las que tendrán prohibido su paso, entre las que se encuentran algunas de las lagunas y formaciones de origen glaciar en el interior del Parque, como la Laguna de Peñalara, la Laguna Chica o la de la Rubia.

Por su parte, los colectivos Ecologistas denuncian que el Plan Rector supone un retroceso en la protección respecto a la actual normativa al regular actividades deportivas con impacto en el paisaje e incluir usos hoteleros. Según señalan, permite celebrar "decenas" de pruebas deportivas que generan "un grave impacto al pasar cientos de deportistas por los lugares más emblemáticos de la sierra".