Ebuya impuso a Mehdin su rango de campeón mundial en Alcobendas

cross_2010125V0.wmv

El keniano Joseph Ebuya olvidó el cansancio de un ajetreado viaje desde Londres para exhibir en las localidad madrileña de Alcobendas su rango de campeón mundial de cross frente al eritreo Teklemariam Mehdin, subcampeón, que le había vencido un mes antes en Atapuerca.

El leonés Sergio Sánchez, subcampeón mundial de 3.000 metros en pista cubierta, plantó cara durante dos kilómetros a los africanos y acabó siendo el mejor español, cuarto, a 36 segundos del ganador.

En la carrera femenina, el 29 Cross de la Constitución coronó a Mónica Rosa, que obtuvo la primera victoria portuguesa desde hace catorce años, cuando ganó Albertina Dias.

Bajo la llovizna, con una temperatura de cinco grados en el parque de Andalucía, de piso blando pero sin barro, Ebuya no esperó un solo segundo para poner un ritmo asfixiante. El keniano, que hubo de hacer un rocambolesco viaje desde Londres para llegar a Madrid, a las dos de la mañana, en coche procedente de Oporto, rompió el grupo en la primera cuesta, aunque Sergio permaneció entre los africanos.

Mehdin y Kidane Tadese respondieron a los tirones de Ebuya, pero el leonés empezó a sufrir ya en el segundo kilómetro, sobre todo cuesta arriba. El ritmo insistente de Ebuya terminó por dejarle a solas con el eritreo, listo para el ajuste de cuentas con su verdugo de Atapuerca. Tadese y Sánchez se quedaron atrás.

El campeón mundial, muy motivado, no consintió la compañía de Mehdin, que se entregó ya en el cuarto kilómetro, resignándose a sufrir su primera derrota de la temporada, después de sus triunfos en Atapuerca, Oeiras (Portugal) y Llodio.

Ebuya, de morfología mucho más potente que la de Mehdin, tuvo tiempo de relajarse en la segunda mitad de la carrera con veinte segundos de ventaja, sin verse inquietado ya por el eritreo.

El veterano Alberto García, el mejor español aquí en 2009, aguantó en un segundo término, y más atrás transitó el grupo de los mediofondistas con Arturo Casado y Reyes Estévez, que libraron un emocionante esprint por el noveno puesto, con victoria del primero, actual campeón de Europa de 1.500.

La representación española no incluía, de acuerdo con la normativa federativa, a ningún atleta seleccionado para los Europeos de Albufeira, que se disputan el próximo domingo en esta localidad portuguesa.

En categoría femenina, por razones presupuestarias no pudo estar la vencedora anterior, la keniana Vivian Cheruiyot, ni su compatriota Linet Masai, campeona mundial de 10.000 y vencedora aquí en 2008, cuyo concurso fue ofrecido a los organizadores.

Sobre un recorrido de 5.900 metros, partía como favorita Dina Lebo Phalula, vencedora dos semanas antes en Soria, pero la sudafricana se lesionó ya en el tercer kilómetro y cruzó la meta octava, cojeando visiblemente.

Tomó la primera iniciativa la cacereña Sonia Bejarano, que, vigilada por la portuguesa Mónica Rosa y Phalula, seleccionó un grupo de ocho en cabeza, hasta que la marroquí -residente en Huesca- Soud Kambuchia, en el segundo kilómetro, rompió la carrera.

Kambouchia fue abriendo hueco sobre Mónica Rosa pero en el último kilómetro se desfondó súbitamente. La portuguesa se fue sin oposición hacia la meta para conseguir el primer triunfo luso desde 1996, seguida de la marroquí Bouchra Chaabi. Por detrás, la alicantina Gema Barrachina ganaba la batalla española progresando hasta el cuarto puesto, a 23 segundos de la vencedora.

Mungara y Kosgei vencedores en Singapur

Los kenianos Kenneth Mungara e Irene Jerotich Kosgei consiguieron hoy la victoria en el maratón de Singapur, disputado con calor y humedad, con marcas respectivas de 2h14:06

Kenia acaparó los tres puestos del podio en categoría masculina. Mungara, vencedor del maratón de Toronto en septiembre pasado, se embolsó 50.000 dólares al preceder en la meta a Thomas Cherogony (2h14:32) y Vincent Krop (2h14:57).

"El premio no es sólo para mí, sino para toda mi familia", precisó el vencedor, que se quejó del calor reinante durante la prueba.

En la carrera femenina, Kosgei, reciente campeona de la Commonwealth, se impuso en 2h35:22, nueve segundos por delante de la etíope Ayelu Lemma Geda (2h35:31) y de la sudafricana Annerien van Schalkwyk (2h35:32).