Ébola, en Madrid: ¿Qué ha fallado?

La pregunta por tanto es qué ha fallado, ¿el protocolo en sí mismo, o algo que No se ha hecho bien al aplicarlo?.

Esos dos momentos en que la paciente estuvo en contacto con Manuel García Viejo centran la investigación. Los propios profesionales nos mostraron cómo se colocan el traje protector, que no ha logrado evitar el contagio. Mientras se trate de casos aislados, los expertos apuntan al fallo humano, descuido, un desgarro .

Los protocolos de actuacion son los mismos en todo el mundo, y segun ha dicho la directora de Salud Pública en el Congreso de los Diputados, incluso se han superado.

Esas normas se resumen en tres hojas de las que disponen los profesionales madrileños de la salud.

En ellos se detalla que un caso probable es aquella persona que padezca fiebre de 38'3 , con algun otro de los síntomas asociados con la enfermedad y haya estado en los últimos 21 días en Guinea Konakry, Liberia, Sierra Leona o Nigeria.

El paciente debe quedar aislado en un box de urgencia, con personal especifico. Se asignará un médico adjunto y un enfermero específico. Y debe quedar aislada en box de urgencia, valorada por médico que debe contactar inmediatamente con el servicio de medicina preventiva o con el jefe de urgencias si es fin de semana.

Curiosidad, se regulan incluso el tratmiento a niños a mujeres embarazadas.

Se detalla además el material de protección: doble guante, mono y botas impermeables, mascarilla, gorro y gafas protectoras para evitar todo contacto. El traje se tarda en poner 40 minutos, y hay que evitar tocarlo al quitarlo para no entrar en contacto con el virus.

Como fuente mas probable de contagio se apunta a uno de los materiales de la habitación.

El propio protocolo impone que incluso la camilla de traslado será desechada, igual que el resto de material.

Los acompañantes de los pacientes en investigación que no presenten síntomas no son sospechosos. A ellos es a quienes se trata de localizar ahora

La fuente mas probable de contagio se situa en los materiales. Ahora se trata de saber que falló en la cadena.

Los expertos apuntan fallo humano, al contacto con un material infectado, mas que con los fluidos del misionero enfermo. Especialmente, cuando trabajó en la desinfección de su habitación tras fallecer.