La EMT incorporará la validación de billetes para personas en silla de ruedas

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Madrid está desarrollando una aplicación para móviles capaz de guiar mediante voz al viajero desde que sale de su casa hasta llegar a la parada, informarle allí de qué autobús va a llegar, su trayecto y el tiempo tardará y comunicarle la parada en la que debe bajar.

Esta iniciativa ha sido anunciada por la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, en un acto celebrado con el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), que será el que verifique la accesibilidad de la interfaz y el sistema de voz de la aplicación.

Ana Botella ha firmado con el Cermi un convenio cuyo objetivo es profundizar en la implantación de medidas que faciliten a todos los ciudadanos el transporte en superficie y ha anunciado tres nuevas acciones en beneficio de las personas con discapacidad.

Además de la aplicación de guiado por voz, a partir de 2016 se incorporará en la plataforma central de los nuevos autobuses una máquina que valide los billetes para que las personas que acceden en silla de ruedas no tengan que depender de terceros para realizar este trámite.

La otra acción anunciada por la alcaldesa es que el Cermi colaborará con la EMT en la mejora de la accesibilidad universal de las nuevas marquesinas.

Ana Botella ha manifestado que "la posibilidad de desplazarse de un lugar a otro es un factor clave para la autonomía de las personas y condiciona su participación social y el acceso de los servicios comunitarios y por eso la EMT ha renovado en estos últimos años sus vehículos y servicios para ofrecer una flota acorde a todas las necesidades".

OTRA INICIATIVA

Lo que hace el convenio firmado es añadir una nueva líneas de trabajo a la colaboración entre las dos entidades: la inclusión de cláusulas de fomento de la accesibilidad en la contratación pública y la reserva de determinados contratos a favor de Centros Especiales de Empleo.

La colaboración entre Cermi y EMT comenzó en 2007 gracias a diversos convenios similares al firmado hoy, que han permitido que actualmente todos los autobuses sean de piso bajo, con sistema de inclinación y con rampa de acceso para personas en silla de ruedas.

Además, en el 35% de la flota (700 vehículos) se ha organizado el espacio interior para todo tipo de pasajeros, cada uno con sus necesidades.

También se han incorporado nuevas características en los asientos reservados para personas con movilidad reducida, que se señalizan con un color diferente y con nuevos pictogramas, tienen un ancho especial y reposa-brazos abatibles, y los asideros, barras y pulsadores de aviso poseen un alto contraste cromático.

Otra mejora alcanzada es que se ha ampliado el espacio en la plataforma central del autobús para dar respuesta a las necesidades de las personas que utilizan silla de ruedas o a quienes suben al vehículo con cochecito de niños y que el piso de los vehículos ahora es de material antideslizante y no produce reflejos.

Asimismo, toda la flota de autobuses incorpora el sistema de información acústica, que en el interior del vehículo proporciona mensajes sobre la próxima parada, destino, hora, líneas coincidentes y eventuales desvíos y en el exterior avisa del número y del sentido de la línea y localiza mediante voz la puerta de acceso.

Igualmente, se han instalado paneles de mensajería variable en alrededor de 350 paradas, con la previsión de llegar a 700, en los que se pueden leer y escuchar datos actualizados sobre el servicio de la EMT.