La EMT prestará el servicio alternativo de autobuses a la Línea 1 de Metro

El Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad han firmado este lunes el acuerdo por el que la Empresa Municipal de Transportes (EMT) será la encargada de prestar el servicio alternativo de autobuses mientras duren las obras previstas en la línea 1 de Metro, que arrancarán el 18 de junio y durarán 133 días.

Así lo han afirmado la delegada de Movilidad y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, y el consejero de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad, Pedro Rollán, que han explicado que las frecuencias de las líneas 2, 3, 4, 5, 6, 8, 9 y 10 de Metro se incrementarán un 27 por ciento. El coste correrá a cargo del Consorcio Regional de Transportes.

En el caso de los servicios especiales autobuses (lanzaderas), el tramo Plaza de Castilla- Cuatro Caminos se contará con nueve autobuses más, que pasarán con una frecuencia estimada de entre 3,5 y cuatro minutos.

En cuanto al tramo Atocha Renfe-Sierra de Guadalupe, contará con 22 autobuses que pasarán cada 3-5 minutos. Por último, en el tramo Conde de Casal-Sierra de Guadalupe, habrá 12 autobuses, que pasarán cada 4,5-5 minutos. El coste correrá a cargo de Metro.

Además, se reforzarán entre un 22 y un 46 por ciento las líneas 10, 37, 102, 143 y 145 de autobús a las que se incorporarán tres vehículos más en cada una de las líneas, que dan servicio a los distritos de Puente y Villa de Vallecas, los distritos que han generado más polémica a lo largo de la negociación ya que el Ayuntamiento de Madrid había denunciado el aislamiento de estas dos zonas de la capital.

La obra se hará en una sola vez y no por tramos, como reclamaba el Consistorio de la capital, pero el inicio de las obras se retrasará al 18 de junio frente a la fecha inicial prevista en un inicio por la Comunidad a finales de mayo.

ESTUDIOS PARA AJUSTAR LOS REFUERZOS

Comunidad y Ayuntamiento harán estudios para ir ajustando la cantidad de autobuses necesarios para la prestación del servicio. Así, lo ha dicho la delegada, quien ha afirmado que en función de esta evaluación podría aumentarse el número de autobuses.

Sabanés ha relatado que van a seguir evaluando los servicios según se van desarrollando para que tengan "el menor impacto posible". Además, entre el Consorcio, Metro de Madrid, la Consejería y la Concejalía que dirige se está estudiando la posibilidad de que "zonas importantes pudieran acortarse plazos" de reapertura, pero es algo "en estudio y debe basarse en condiciones de seguridad de las obras y los viajeros".

LAS AGUAS "VOLVERAN A SU CAUCE"

Preguntados por si este acuerdo hará que vuelva la paz social, Sabanés ha destacado el "entendimiento institucional" entre su concejalía y la Consejería que dirige Pedro Rollán, que se han sentado a "hablar, evaluar discutir y negociar y acordar"; pero ha considerado que no se puede pretender que "se resuelva de un plumazo" que la gente se manifieste o proteste en la calle. "Respetamos las movilizaciones", ha afirmado la edil, que ha defendido que con este acuerdo se da "un paso importante".

Por su parte, Rollán ha considerado que con el acuerdo suscrito y con la campaña de comunicación conjunta que van a emprender para que los distritos afectados conozcan las alternativas de movilidad "las aguas volverán a su cauce". Eso no quita para que haya algún colectivo que se manifieste, pero lo que harán será hablar con ellos y exponerles la situación.