Don Felipe inaugura el túnel que llevará el Metro a 50.000 madrileños en 2015

El Príncipe de Asturias ha descendido hoy a los túneles del Metro de Madrid para inaugurar el final de los trabajos de excavación que permitirán ampliar, con 63 millones de euros, la línea 9 desde Mirasierra hasta una nueva estación, al sur de Montecarmelo, que atenderá en 2015 a unos 50.000 usuarios. Acompañado por la ministra de Fomento, Ana Pastor, y el presidente regional madrileño, Ignacio González, Don Felipe ha recorrido a pie, con casco y chaleco reflectante, los 800 metros que separan el acceso en obras al nuevo túnel y los andenes de la estación de Mirasierra, actual cabecera de línea, donde los pasajeros contemplaban con curiosidad a la nutrida comitiva.

A mitad de camino tuvo lugar el acto de inauguración, en el punto en el que el túnel excavado desde el nordeste se une con la prolongación del actualmente en servicio, lugar donde aguardaba al Príncipe y al resto de autoridades una excavadora encargada de derribar la tapia de ladrillo levantada para la ocasión como límite simbólico entre la obra nueva y la antigua.

Tras presenciar el derrumbe de la pared y posar para los medios gráficos junto a la bandera española que ha acercado un operario para visualizar la inauguración formal de la obra, Don Felipe ha continuado su camino junto a las vías del tramo ya concluido, hasta llegar a uno de los andenes de la estación de Mirasierra, mientras en el otro andén hacía su entrada uno de los trenes de la línea 9.

Antes de regresar a la superficie por las escaleras mecánicas, ha tenido ocasión de conversar con alguno de los descendientes de los tres ingenieros de Caminos que fundaron la Compañía Metropolitana de Madrid, inaugurada en 1919 por Alfonso XIII, bisabuelo del Príncipe, y ha recibido como obsequio una copia original de una de las acciones fundacionales de la sociedad.

AMPLIACIÓN DE LA LINEA 9

Durante el recorrido a pie por los túneles, ha sido informado sobre el proyecto de ampliación de la línea, el trayecto concreto que seguirán los trenes, los plazos de la obra civil, los materiales empleados y el sistema de excavación empleado, el denominado "método tradicional de Madrid", que no utiliza tuneladora, sino pico y pala.

Este procedimiento, con el que se construyeron las líneas más antiguas, se emplea hoy día cuando las condiciones del proyecto lo requieren por las características del terreno o la longitud del tramo.

El Príncipe ha demostrado conocer "muy bien" las infraestructuras del Metro de Madrid y su historia, según ha destacado tras la visita el consejero madrileño de Transportes e Infraestructuras, Pedro Cavero, quien ha precisado que Don Felipe incluso ha aportado datos que las propias autoridades del Gobierno regional desconocían.

Cavero ha considerado "un orgullo y un honor" que el Heredero de la Corona y biznieto de Alfonso XIII haya comprobado personalmente cómo "sigue creciendo uno de los mejores Metro del mundo", que dispone de más estaciones por habitante y que, según ha recalcado, bajo los Gobiernos regionales del PP ha crecido en más de 100 kilómetros y ha llegado a 14 municipios del área metropolitana.

En unas breves declaraciones tras la visita del Príncipe junto a la boca de Metro de Mirasierra, mientras un pequeño grupo de manifestantes coreaba a su lado "Queremos transporte público y social", el consejero ha destacado la importancia de esta ampliación de la línea 9 hasta la "estación número 301", que, ha puntualizado, "todavía no tiene nombre".

La nueva estación, que se inaugurará previsiblemente en 2015, se conocía hasta ahora como "Costa Brava", porque estará emplazada en la calle del mismo nombre del barrio de Mirasierra, pero aún no se ha decidido su denominación definitiva, porque dará cobertura también al sur de Montecarmelo y a varios núcleos de población del noroeste de Madrid, entre ellos Arroyofresno.

La nueva estación será parte integrante de un futuro intercambiador de transporte con las líneas C3, C7 y C8 de Cercanías y completa la segunda fase de la ampliación a Mirasierra de la línea 9, cuya obra civil ha requerido una inversión total de 191 millones de euros en la obra civil.