Dimite Lorena Ruiz-Huerta, portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid

Lorena Ruiz-Huerta presenta su dimisión porque "no cuenta con el respaldo de Podemos"

Lorena Ruiz-Huerta no ha podido evitar emocionarse en su despedida como portavoz de la formación 'morada' en la Asamblea de Madrid. Esta mañana, al filo de las 11:30, la diputada ha hecho pública su decisión.

Ruiz-Huerta ha confesado que "no es ningún secreto que vengo manteniendo decisiones políticas que no gozan del respaldo de la dirección" de su formación "ni de la mayoría del grupo parlamentario". Tras manifestar que Podemos otorgó la "confianza a otro candidato" para las elecciones de 2019, explicó que abandona su escaño para "retomar mi actividad profesional como abogada" y añadió que "estoy muy orgullosa de esta decisión para seguir trabajando por los derechos humanos".

UN LARGO HISTORIAL DE DESENCUENTROS

Los últimos tiempos han sido muy difíciles para Lorena Ruiz-Huerta. Con los años se han producido continuas colisiones con Ramón Espinar. Ha criticado la elaboración de listas en Podemos tanto en el Ayuntamiento como en la Comunidad de Madrid.

También ha expresado su descontento con la ausencia de mujeres en la cúpula directiva. De hecho, fue muy comentado que en el último Debate sobre el Estado de la Región, Errejón ni ningún otro integrante de Podemos al margen de los compañeros de grupo acudiera a apoyar a Ruiz-Huerta durante su intervención.

FALTA DE PLURALIDAD

Lorena Ruiz-Huerta en algunas ocasiones aseguró que le apetecía "muchísimo" ser candidata a las elecciones autonómicas de 2019, pero en un espacio en el que se pudieran "confluir movimientos sociales" y, a partir de esa confluencia, pudieran celebrar "unas primarias que reflejen una pluralidad".

Pero, para la que hasta ahora era la portavoz de Podemos en la región el nuevo Reglamento de primarias, "aprobado con las exigencias del candidato favorito de la Dirección", resultó ser un texto que, a su parecer, no garantizaba la pluralidad y que estaba hecho "para expulsar de la lista a la que no sea la mayoritaria". Por ello, Ruiz-Huerta, cercana a la corriente Anticapitalistas, decidió que no se presentaría como candidata a ese proceso de primarias.

NO DEJA LA POLÍTICA

Tras su decisión, Lorena Ruiz-Huerta ha escrito una tribuna publicada en eldiario.es, donde explica su decisión que no se traduce, como dice, en que vaya a dejar la política, sino más bien como consecuencia de las "posiciones políticas que no gozan del respaldo de la dirección de Podemos, ni de la mayoría" de su Grupo Parlamentario que lleva teniendo desde hace tiempo.

"Podemos ha otorgado la confianza para liderar el Grupo Parlamentario de la Asamblea de Madrid, a partir de 2019, a un candidato que defiende una propuesta distinta a la que sostiene la corriente en la que yo me integro, y a la que he mantenido yo misma como portavoz", ha explicado, en referencia a Errejón.

En "coherencia" con ello, ha tomado la decisión de dejar su escaño y retomar su actividad profesional como abogada. "Para mí es una suerte enorme, además de un orgullo, tener una profesión a la que volver, y cumplir la máxima en la que creo firmemente: que la política institucional no puede ser un modo de vida para nadie, y que debemos renovar a la gente que ocupa cargos públicos", ha dicho.

En este sentido, ha recalcado que deja la Asamblea de Madrid, pero no la política. "Trabajaré como abogada defensora de derechos humanos como he hecho siempre, y continuaré luchando por el único proyecto político en el que creo: la construcción de la unidad popular, y la democratización de los partidos e instituciones, que deben hacer políticas radicalmente transformadoras de la vida de la gente", ha señalado en el artículo, recogido por Europa Press.

En este sentido, ha añadido que agradece a Podemos la "oportunidad" que le ha dado "de ser parte de un proyecto que ha hecho historia en este país, y de ocupar la Portavocía en la Asamblea", donde, ha afirmado, ha dado "lo mejor" de ella "cada día", y donde también ha "aprendido mucho".

Por último, ha querido dar las gracias "a todos los votantes" de Podemos por su confianza, y a la gente que le ha apoyado durante "este tiempo con mensajes, abrazos, aplausos, y palabras de ánimo en momentos difíciles".

También ha dado las gracias a su equipo "sin el que hubiera sido imposible hacer este trabajo". "Ellos son las manos invisibles que sostienen este proyecto", ha defendido, al tiempo que ha dado las gracias "muy especiales" a sus compañeros diputados de "Anticapi".

"Gracias por enseñarme tanto sobre el compromiso con las ideas y los principios, por haber sido un ejemplo personal y de militancia, por compartir conmigo vuestros conocimientos, por vuestro cariño, camaradería y apoyo. Vosotros y vosotras sois los guardianes de la esencia de Podemos, de lo que estamos llamados a ser y para lo que vinimos a las instituciones", ha dicho, para añadir que son los "imprescindibles".

Lorena Ruiz-Huerta también ha querido dar las gracias a quienes "no han sabido o querido" comprenderla; "a los que han pretendido manipular" sus palabras o han intentado ofenderla porque, asegura, le "han hecho más fuerte y tolerante".

Suerte a Podemos

Para concluir, Ruiz-Huerta ha deseado "suerte" a Podemos porque, a su juicio, "sigue siendo la única esperanza de cambio para millones de personas en este país". "Aunque desde otra posición, seguiré defendiendo que llegamos a las instituciones para ser valientes, y no solo para demostrar que 'gestionamos mejor que ellos' ni para 'parecer responsables'", ha apuntado.

"Nos jugamos mucho: la gente trabajadora y sencilla que lo está pasando mal, corre el riesgo de abrazar el discurso barato de la ultraderecha fascista, que le ofrecerá la "solución" a sus problemas", ha advertido. En este punto, ha recordado que ayer llenaron el palacio de Vistalegre en Madrid "miles de personas trabajadoras, que escucharon un mensaje racista y xenófobo como pretendida "respuesta" a sus problemas de clase", en referencia al acto de Vox.

"Frente a este peligroso fenómeno que avanza imparable, tenemos la obligación de ofrecer una alternativa radical de izquierdas a la mayoría social que está pagando las consecuencias de esta estafa llamada crisis, y de las políticas corruptas y miserables del bipartidismo", entiende. Por eso, le desea "suerte a Podemos". "Pero también altitud de miras y la valentía necesaria para afrontar la responsabilidad histórica que tiene", ha concluido.

No es la primera vez que las discrepancias internas acaban con un movimiento en la portavocía del Grupo y algo muy similar ocurrió con la salida del parlamentario de la formación 'morada' en la Cámara regional José Manuel López como portavoz, cuando fue sustituido por la propia Ruiz-Huerta.

Se lo comunicaron antes de celebrarse el consejo Ciudadano por el secretario general de Podemos, Ramón Espinar, para ser sustituido por Ruiz-Huerta, que en ese momento era portavoz adjunta.

Podemos propone por unanimidad a Clara Serra

El grupo parlamentario de Podemos en la Asamblea de Madrid ha propuesto hoy por unanimidad a Clara Serra como nueva portavoz de la formación en el Parlamento regional, tras la dimisión de Lorena Ruiz-Huerta por desavenencias con la dirección de la formación morada y de su grupo parlamentario.

La presidenta del grupo parlamentario de Podemos en la Asamblea, Mónica García, ha explicado que esta propuesta tiene que ser aprobada por el Consejo Ciudadano de Podemos, aunque había "una voz unánime" para que la nueva portavoz fuera quien en las primarias quedó la segunda en votos después de Íñigo Errejón.