Detenidos cuatro grafiteros que causaron el "pánico" en Cercanías al grito de "atentado"

Agentes de Policía Nacional ha detenido a cuatro grafiteros por causar daños en trenes de Cercanías por valor de 170.000 euros y que en febrero causaron el pánico en uno de los vehículos en la estación de Vallecas, donde irrumpieron al grito de "atentado" y causaron el pánico al arrojar disolvente.

Según ha explicado la Jefatura Superior de Policía en un comunicado, los arrestados forman parte de un grupo específico de grafiteros (conocidos como 'crew') que se denomina 'OFCS' y se les acusa de 26 delitos de daños y 13 de desórdenes públicos.

En el último de sus asaltos, en febrero, llegaron a arrojar disolvente y gritar "atentado" para provocar el pánico entre los viajeros que creían que se trataba de un atentado con artefacto explosivo, huyendo por las vías férreas con la circulación ferroviaria sin detener. Una vez en el vagón, provocaban una frenada de emergencia del tren para realizar diversos grafitis.

Tras varias gestiones, los investigadores comprobaron que los jóvenes accedieron a la estación y permanecieron en el andén unos 50 minutos dejando pasar varios trenes hasta que, tras ocultar su rostro con gorros o bragas, entran en el último vagón de un convoy.

Una vez dentro, forzaron la puerta de acceso a la cabina y manipularon la seta de emergencia y el inversor de marcha, provocando la parada brusca del tren. Tras realizar la pintada, huyeron corriendo por las vías hacía una estación cercana.

EL MAQUINISTA PERDIO EL CONTROL DEL CONVOY

El maquinista, que llegó a perder el control del tren de Cercanías, tuvo que abandonar la cabina de mando y dirigirse a la cabina de cola para volver a tomar el control del convoy, avisando urgentemente al centro de control para que cortaran la circulación de todos los trenes y evitar el arrollamiento de algún viajero.

Los investigadores iniciaron las gestiones para identificar a los presuntos autores a través del Tag o firma particular de la pintada, al tratarse de un elemento que es "único" y que les identifica entre ellos, y comprobaron su vinculación con el grupo de grafiteros OFCS. El pasado día 20 eran detenidos en las inmediaciones de sus domicilios.

Tras analizar varios hechos delictivos similares, se les imputa la comisión de 26 delitos de daños por valor de casi 170.000 euros y 13 delitos de desórdenes públicos por el método del "palancazo", consistente en realizar las pintadas con un verdadero peligro para la integridad física de los viajeros por la frenada brusca del tren.

Los arrestados tienen difusión internacional ya que han realizado grafitis en diversas ciudades de Europa, llegando incluso a realizar pintadas en trenes del Ejército de Tierra provocando la paralización del transporte ferroviario militar.