Detenido y libre 4 veces en 11 días por robar y enfrentarse a la policía

Un hombre de 23 años y de origen ruso ha sido arrestado en cuatro ocasiones y a continuación puesto en libertad en sólo once días, la primera vez por intentar robar en una joyería y las otras tres por enfrentarse a la policía.

Según han confirmado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Kay Alshanov, de 23 años y nacionalidad rusa, fue puesto en libertad por última vez el pasado domingo imputado por un delito de atentado contra agente de la autoridad, ya que el día anterior fue detenido por enfrentarse a los policías locales que le conminaron a salir de un portal en el que estaba durmiendo.

Aunque al final desalojó el portal voluntariamente, antes adoptó postura de boxeador, amenazando con pegar a los agentes, y dijo: "Me cago en vuestra puta madre. En Rusia no íbais a durar ni cinco minutos, mañana el juez me deja libre y me vais a ver en la calle. No me meten en la cárcel, España es así".

Se trataba de la cuarta ocasión en la que Kay era arrestado desde el pasado día 1, cuando trató de robar en una joyería del Paseo de las Delicias de Madrid en la que fue reducido por una agente que estaba fuera de servicio y en la que un empleado resultó herido leve.

El Juzgado de Instrucción número 6 de la capital le dejó en libertad el día 3 con la imputación de robo con violencia, ya que se trata de un hombre que sólo contaba con un antecedente por hurto en Málaga, en agosto de 2010, y que, a falta de informes médicos que lo confirmen, padece problemas psiquiátricos.

Tres días después, el 6 de marzo, Kay fue detenido tras entrar en la Comisaría de Arganzuela gritando incoherencias y agredir a un policía que trató de que fuese atendido por el Samur Social, al que golpeó en la cara, según ha precisado la Jefatura Superior de Policía.

El titular del Juzgado de Instrucción número 30 de Madrid le dejó en libertad el día 7 con la imputación de atentado contra agente de la autoridad, tras lo que volvió a ser arrestado sólo 24 horas después en el distrito de Tetuán por enfrentarse a unos agentes municipales, sin motivo aparente.

Tras ser puesto en libertad el día 9, el día 10 se vio envuelto en el que por ahora es su último altercado con la policía. Fuentes judiciales han precisado que, si bien este caso puede resultar llamativo, se trata de un vagabundo con problemas psíquicos que no está acusado de lesiones y que sólo tenía un antecedente previo por hurto.

Por su parte, el secretario general del Gremio de Joyeros, Plateros y Relojeros de Madrid, Armando Rodríguez, ha criticado que se dejase a este individuo en libertad cuando agredió al empleado de una joyería, ya que no es lo habitual en un robo con violencia.

El gremio se plantea interponer una queja formal ante el Ministerio de Justicia por esa actuación judicial.