Detenido un hombre por matar a una anciana el año pasado en Fuenlabrada

Un coche de la Policía Nacional en Madrid
Un coche de la Policía Nacional en Madrid |Europa Press

Un hombre ha sido detenido como presunto autor del homicidio de Mercedes, una mujer de 83 años, hace un año en Fuenlabrada.

El arrestado, también octogenario, pertenece al entorno de la víctima. Tras practicar un registro en su domicilio, se han encontrado algunos efectos que pudieran estar relacionados con la fallecida.

El crimen tuvo lugar el 21 de mayo del año pasado. El cadáver de la mujer fue hallado en el domicilio después de que unos vecinos entraran al saber que la víctima no respondía a las llamadas de la asistenta social que acudía a visitarla diariamente. Este vídeo que ves aquí abajo pertenece a la información que el Telenoticias 2 de Telemadrid ofreció el año pasado sobre el crimen.

Matan a un anciana para robarle en su casa de Fuenlabrada

Cuando los agentes accedieron al domicilio encontraron el cuerpo sin vida de la mujer con heridas de armas blanca e indicios de que se había podido producir un robo, haciéndose cargo de la investigación el Grupo VI de homicidios.

La investigación se inició el 22 de mayo. Los investigadores pudieron comprobar que de la vivienda de la víctima faltaban entre 6.000 y 7.000 euros así como una gran cantidad de joyas.

Consternación entre los vecinos de Fuenlabrada por la muerte violenta de una anciana

Tras la inspección ocular los agentes plantearon el robo como principal hipótesis del crimen y llevaron a cabo diversas investigaciones sobre varios sospechosos. Finalmente todas las pesquisas apuntaron como presunto autor del crimen a otro octogenario, amigo de la víctima, con el que solía coincidir en una sala de bingo de la localidad. Otras investigaciones permitieron a los agentes averiguar que el principal sospechoso, en días posteriores al crimen, había acudido al mismo bingo con grandes cantidades de dinero. Un registro practicado en el domicilio del arrestado permitió intervenir varios efectos, entre ellos dos joyeros que podrían haber pertenecido a la víctima.

Tras ser puesto a disposición judicial se decretó su ingreso en prisión.