Detenido en Alcobendas con una escopeta en su coche poco después de agredir a su pareja

Detenido con una escopeta en su coche poco después de agredir a su pareja
Detenido con una escopeta en su coche poco después de agredir a su pareja

La Policía Nacional ha detenido en Alcobendas (Madrid) a un hombre de 23 años que supuestamente agredió a su pareja y al que los agentes pudieron interceptar inmediatamente e incautarle una escopeta preparada con munición y cartuchos de revólver, ocultos en el coche que había aparcado cerca del lugar de los hechos.

Según ha podido saber Efe de fuentes cercanas al caso, el suceso tuvo lugar el pasado día 16 de octubre cuando los agentes fueron avisados de que en un inmueble del Paseo de Fuentelucha de Alcobendas un hombre estaba agrediendo a una joven.

Huyó tras ver a los agentes

Hasta el lugar se desplazaron varios coches patrulla, cuyos agentes comprobaron cómo un individuo abandonaba el edificio de forma apresurada y visiblemente nervioso. Al percatarse de la presencia policial, emprendió la huida a la carrera.

Pero momentos después fue interceptado. Mientras, los agentes interrogaron a la víctima, una joven de 19 años, que se encontraba en el rellano de la escalera muy nerviosa, aunque negó que hubiera sido agredida y explicó a los policías que solo había discutido con su pareja.

La joven no presentaba lesiones a simple vista y no quiso interponer denuncia, pero los agentes de los radio-patrulla intentaron comprobar si constaban antecedentes de denuncias de malos tratos entre la pareja u órdenes de alejamiento, con resultado negativo.

Antecedentes por malos tratos y robo

Sin embargo, el hombre sí tenía antecedentes por malos tratos a otra víctima, estafa, robo con violencia y tenencia ilícita de armas. De hecho, hacía poco que había salido de la cárcel.

Ante esas comprobaciones, los agentes le cachearon y entre sus pertenencias localizaron 820 euros en metálico y pequeñas cantidades de hachís.

También llevaba encima las llaves de su coche. Con ellas, y tras varias batidas, lograron localizar el vehículo, estacionado en una calle de la parte trasera del inmueble donde tuvo lugar la supuesta agresión. En presencia del detenido, abrieron el vehículo.

La escopeta con munición en el coche

En el asiento trasero había una escopeta y munición totalmente preparada que había sido robada semanas antes en otra localidad madrileña. Además, en el vehículo había escondida munición de revólver y dos tabletas de hachís con un peso aproximado de 200 gramos.

Ya con todos esos indicios, el hombre, de nacionalidad española, fue detenido por un delito de tenencia ilícita de armas, otro por robo con fuerza y otro contra la salud pública.

Los policías actuaron rápidamente y, según las mismas fuentes, su intervención pudo ser crucial y posiblemente evitó males mayores.