Detenido el atracador de Usera en una operación policial que se ha saldado sin heridos

El hombre que ha sido reducido tras intentar atracar una sucursal bancaria en el madrileño distrito de Usera es un conocido vecino del barrio, de más de 50 años, exvigilante de seguridad, toxicómano y con problemas de alcohol, han informado fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

El atraco ha comenzado pasadas las 9.50 horas en la oficina ubicada en la avenida de Rafaela Ybarra, esquina con calle Dolores Barranco, cuando un único individuo ha entrado con una pistola y ha retenido a tres personas en el interior de la oficina, entre ellas, el director de la sucursal.

El hombre, que, según los vecinos, vive en una calle cercana, ha entrado con visibles síntomas de embriaguez, cargado con una pistola y con una especie de aparato de plástico. Según testigos, éste habría dicho que se trataba de un explosivo.

Hasta el lugar ha acudido el Grupo XII especializado en estos atracos y el jefe del mismo ha estado intentando negociar su entrega durante aproximadamente una hora. En un vídeo, grabado por un vecino, se puede observar cómo el atracador, cuando se ha visto rodeado por los agentes en la calle y sin alternativa, ha tratado de abandonar la oficina con uno de los rehenes, mientras le apuntaba con la pistola en la cabeza.

En las mismas imágenes, se ve al atracador que abandona la sucursal y que gira hacia la avenida Rafaela Ybarra, donde le estaba esperando escondido uno de los agentes policiales vestido de paisano, que ha podido reducirlo.

A las 11.20 horas, el atracador ha salido esposado y se le ha llevado detenido a la comisaría de policía. Según los vecinos, es muy conocido en la zona y tenía problemas de alcohol y drogas. Recientemente falleció su madre, recogen los mismos testimonios, y había tratado de quitarse la vida. Siguiendo el protocolo se han cortado las calles adyacentes al banco y se ha acumulado una gran multitud de vecinos en los alrededores de la zona.

ACORDONAN EL PERÍMETRO DEL BANCO PARA COMPROBAR SI EL ATRACADOR DEJÓ EXPLOSIVOS

Agentes de la Policía Nacional han acordonado sobre las 12.20 horas el perímetro de la sucursal bancaria de la calle Rafaela Ybarra, en el distrito de Usera, para comprobar si un elemento que dejó el atracador detenido este jueves pudiera contener algún tipo de material explosivo. Una vez detenido el atracador, los agentes han procedido a cortar el tráfico en un perímetro de unos 30 metros alrededor de la sucursal para investigar si un elemento de plástico que dejó el atracador contiene alguna sustancia explosiva.

Y es que el propio asaltante comentó a los rehenes que portaba un cartucho explosivo, según han indicado testigos presenciales. Fruto de ello, los policías han acordonado la zona, han desalojado a los viandantes que estaban cercanos a la sucursal y han instado a los vecinos de las viviendas cercanas que cierren ventanas y puertas.

Según ha relatado el detenido, utilizó para el robo el método denominado 'siembra' que consiste en arrojar varios billetes de cinco euros al suelo mientras sacaba dinero del cajero en el interior de la sucursal. En ese momento de despiste, se le apropió presuntamente de 600 euros y de su tarjeta de crédito.

Por otro lado, fuentes policiales han señalado que el arma utilizada en el atraco es una pistola de aire comprimido modificada y se investiga si puede efectuar o no disparos. La Policía ha confirmado que no realizó ninguna detonación del arma durante el atraco, pese a que testigos señalaron que habían oído disparos.

Durante el atraco ha habido seis rehenes, entre los que se encuentran varios clientes, la cajera principal y el director de la sucursal, de nombre Saturnino, que fue el hombre al que encañonó el detenido como se aprecia en las imágenes que se han difundido.