Detenido por abandonar a su hija de 11 años en un hotel de Madrid para irse a una discoteca

Detenido por abandonar a su hija de 11 años en un hotel de Madrid para irse a una discoteca

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de nacionalidad peruana por abandonar a su hija de 11 años en la habitación de un hotel del distrito de Chamartín en el que pernoctaban para irse a una conocida discoteca de la capital, donde fue localizado borracho.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid en un comunicado, al arrestado dejó sola durante toda la noche a la menor y se le atribuye un presunto delito de abandono de menores.

Los hechos se produjeron durante la madrugada de este lunes cuando se comunicaba al 091 que una menor había bajado a la recepción del hotel de este distrito "muy asustada y llorando".

Al llegar los agentes, la niña les comentó que se alojaba junto a su padre en el establecimiento y que este ya no se encontraba en la habitación. Fuentes policiales han señalado a Europa Press que padre e hija se encontraban de vacaciones en la capital y pernoctaban en el Hotel Weare.

Tras atender a la menor y comprobar su estado de salud, varias patrullas se movilizaron para localizar al padre por distintos puntos de la ciudad. Para ello, contaban con una fotografía que la niña les había facilitado.

Los agentes trataron de localizar sin éxito al progenitor llamando a su teléfono móvil en un "gran número de ocasiones" y también indagaron sobre su paradero en los distintos hospitales de la ciudad, sin que constara "ninguna asistencia médica" al varón.

Después de varias horas de búsqueda y gracias a la colaboración ciudadana, los agentes pudieron averiguar que el padre de la menor se encontraba en una conocida discoteca madrileña, denominada Vive Madrid.

Algunos testigos informaron a los agentes que el varón que estaban buscando se encontraba en estado "ebrio y alterando el orden". Tras comprobar que se trataba del padre de la menor abandonada procedieron a la detención de este hombre, que no tiene antecedentes previos.

Los agentes localizaron a la madre de la menor, que se encontraba en su país de origen y desde allí pudo localizar a un familiar que residía en Madrid, quien finalmente se hizo cargo de la niña.