Desmantelado en Madrid el mayor y más sofisticado laboratorio de cocaína de Europa

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado en la denominada operación 'Colapso' el mayor y más sofisticado laboratorio clandestino de cocaína de Europa ubicado en una finca de la localidad madrileña de Villanueva de Perales, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Tras más de dos años de investigación, los agentes han abortado los proyectos una de las redes de narcotraficantes más activas al desbaratar este laboratorio, totalmente equipado y preparado para la adulteración de la droga, justo antes de que iniciara su actividad con la llegada de la primera partida de cocaína.

25 DETENIDOS

La operación ha culminado con la detención de 25 personas, miembros de esta red dedicada al tráfico de estupefacientes y blanqueo de dinero. Los agentes han intervenido, además, más de 300 kilos de cocaína lista para su distribución; 33 toneladas de productos químicos utilizados como precursores; 2 millones de euros en efectivo; armas; 18 vehículos de lujo; 470 teléfonos móviles, y bienes y activos financieros por valor de 50 millones de euros.

La operación policial ha sido desarrollada por más de una decena de grupos especializados de la UDYCO y la UDEV de la Comisaría General de Policía Judicial, agentes del GEO, expertos del GOIT, la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Madrid, y la participación de la Fiscalía Antidroga y la Agencia Tributaria.

La organización desmantelada en Villanueva de Perales, Valdemorillo y Madrid capital estaba dedicada a la introducción, procesamiento y tráfico ilícito de clorhidrato de cocaína, así como al blanqueo del dinero obtenido con su ilícita actividad. El grupo criminal investigado se caracterizaba por su gran capacidad de distribución, el volumen económico y el alto nivel de sofisticación, especialmente en las medidas de seguridad adoptadas.

DOS HERMANOS ABOGADOS DETENIDOS POR BLANQUEO

La investigación se inició en enero de 2009 cuando se comenzó a seguir los pasos de dos hermanos de origen colombiano dedicados al tráfico de cocaína y relacionados con diferentes grupos de distribuidores asentados en la Comunidad de Madrid. En el grupo ocupaban también una posición destacada dos ciudadanos españoles, un varón y una mujer. Esta última consultaba con diversos santeros la viabilidad de algunos de sus ilícitos negocios.

El grupo planeó un salto cualitativo en su actividad. Su último proyecto era la instalación de un sofisticado laboratorio de procesamiento de cocaína base en Villanueva de Perales, cuyo equipamiento era sufragado por los dos hermanos colombianos y la materia prima era adquirida por los otros dos ciudadanos españoles. La Policía ha logrado desmantelar las instalaciones e intervenir toneladas de productos químicos antes del inicio de su actividad.

Los agentes encontraron otra conexión con un grupo de distribuidores investigado paralelamente y que poseían un significante entramado financiero con bienes tasados en más de 50 millones de euros. Un patrimonio que les servía de aval para la compra de la sustancia estupefaciente y que era fruto a su vez del blanqueo de los beneficios.

IMPORTANTE EMPRESARIO DE RESTAURACIÓN

El administrador de gran parte de estos bienes era un importante empresario dedicado a la restauración en Madrid que utilizaba para la distribución de droga a dos hermanos propietarios de un taller en Paracuellos del Jarama. Estos pretendían ser los distribuidores de la droga que finalmente saliera del laboratorio de Villanueva de Perales.

Relacionado con todo este entramado, con la finalidad de dar apariencia legal al movimiento de dinero, se encontraba también un bufete de abogados de la capital. Dos hermanos abogados y otros trabajadores de ese despacho han sido arrestados. Los detenidos confeccionaban contratos de modo que las ganancias del narcotráfico pareciesen ligadas a pagos de un entrado empresarial.

ASALTO DEL GEO Y DETENCIONES SIMULTANEAS

Agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional asaltaron en la madrugada del pasado día 7 el laboratorio y detuvieron a las cinco personas que se encontraban en él, un español y cuatro colombianos. Estos últimos eran los responsables de instalar técnicamente el equipamiento y material del laboratorio. La instalación estaba protegida por todo tipo de medidas de seguridad, algunas de ellas desconocidas por los agentes. En el laboratorio se encontraban ya más de 33 toneladas de productos precursores.

Otras ocho personas fueron detenidas, entre ellas los cuatro principales responsables. En los 32 registros practicados se intervino, entre otros efectos, diferentes partidas de droga --cocaína, MDMA o hachís-- dispuestas para ser distribuidas en el entorno empresarial de uno de los arrestados.

La operación ha concluido con un total de 25 detenidos, 20 de ellos han ingresado ya en prisión. La investigación patrimonial aún permanece abierta, ha señalado la Jefatura.

CRIMINALES CON ESCOLTA

Como se ha apuntado, el grupo disponía de expertos en medidas de seguridad destinadas a eludir la acción policial. Entre otros sistemas, usaban una extensa infraestructura de inmuebles de seguridad con complejas 'caletas' o huecos de difícil detección al abrirse mediante mecanismos construidos al efecto en armarios dobles, por lo que para la realización de los registros fue necesaria la participación de especialistas del GOIT.

Otro de los datos que pone de relieve la profesionalidad y preparación de los responsables del grupo criminal investigado es el empleo de 'escoltas' que continuamente daban cobertura a sus integrantes, tanto en su actividad delictiva como en su vida cotidiana. Además, utilizaban otros medios técnicos como micrófonos direccionales o gafas con las lentes cubiertas con cinta aislante negra, halladas en buena parte de los vehículos utilizados por la organización y que eran de obligada utilización para el acceso a los pisos de seguridad y al laboratorio por el personal asociado al grupo.

La preocupación del grupo investigado por las medidas de seguridad queda acreditada, también, por la intervención a sus dos principales responsables de más de 470 teléfonos móviles.

VALCARCE DESTACA EL "ÉXITO POLICIAL" TRAS MÁS DE 2 AÑOS DE INVESTIGACIÓN

La delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Amparo Valcarce, ha destacado el "éxito policial" del desmantelamiento del laboratorio de drogas en Villanueva de Perales tras más de dos años de investigación.

En rueda de prensa en la sede de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, Valcarce se ha referido al desmantelamiento, dentro de la operación 'Colapso', del mayor y más sofisticado laboratorio clandestino de cocaína de Europa ubicado en una finca de la localidad madrileña de Villanueva de Perales.

A este respecto, la delegada del Gobierno en Madrid ha señalado que es una operación "importantísima" de colaboración de Policía Nacional y Guardia Civil, que se ha saldado con la "detención de importantes elementos vinculados al tráfico de drogas".

A su juicio, es "una excelente noticia" y es "un éxito policial importantísimo". "Ha supuesto más de dos años de investigación de agentes de la Guardia Civil y Policía Nacional", ha destacado para indicar que ya hay "detenidos puestos a disposición judicial".