Desmantelada la principal "oficina de cobros" de un cartel colombiano

Desmantelada la principal "oficina de cobros" de un cartel colombiano

La Policía Nacional han desmantelado en Madrid la principal "oficina de cobros" y extorsiones del cártel colombiano de Envigado, en una operación en la que han sido detenidas nueve personas en Madrid y Valencia, entre ellos, el cabecilla de la banda que dirigía la organización desde la cárcel.

Según ha informado la Policía, la red cobraba mediante intimidación, supuestas deudas derivadas del narcotráfico a ciudadanos colombianos residente en España y, a cambio, percibía un 35 por ciento de la cantidad que recuperaba.

En los registros practicados en cuatro viviendas de Madrid, Móstoles y Getafe, la Policía ha encontrado un subfusil Micro UZI con silenciador y dos pistolas, y ha desmantelado un cultivo de marihuana y un laboratorio artesanal de manipulación de cocaína.

Las investigaciones se iniciaron el año pasado a raíz de la denuncia de una persona a la que exigían el pago de una supuesta deuda y que tuvo que abandonar junto a su familia su domicilio y su trabajo por el miedo a las represalias.

La "oficina de cobros" estaba dirigida por un ciudadano colombiano, ingresado en prisión preventiva en el Centro Penitenciario de Soto del Real por un delito de tráfico de estupefacientes.

Como medida de seguridad para comunicarse con el resto de la banda utilizaba a su pareja sentimental, a quien daba personalmente las consignas que debía transmitir a los demás miembros.

Los integrantes de la banda que estaban en libertad utilizaban como punto de encuentro y reunión una vivienda unifamiliar situada en la localidad madrileña de Móstoles.

Además, algunos de los detenidos incrementaban sus ganancias con el tráfico de marihuana y cocaína a media escala.

La operación ha sido realizada por la Brigada Central de Crimen Organizado de la UDYCO Central de la Comisaría General de Policía Judicial.