Descubriendo el yacimiento del Cerro de los Batallones en Torrejón de Velasco

Descubriendo el yacimiento del Cerro de los Batalones en Torrejón de Velasco

El yacimiento Cerro de los Batallones de Madrid celebra dos jornadas de puertas abiertas este fin de semana para conmemorar los 25 años de su descubrimiento, según ha informado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

La fauna fosilizada de hace diez millones de años podrá visitarse los días 25 y 26 de julio, previa inscripción en la web http://arcg.is/1E4WeWt. Además, los paleontólogos comentarán las actividades de las dos jornadas a través de twitter con los hashtags #BAT2015 y #Batallones2015 para quienes no puedan asistir.

Durante estos dos días, se podrá recorrer la excavación con un guía y contemplar cómo trabajan los investigadores, así como los yacimientos 1, 3 y 10, donde se hallan restos de jirafas, dientes de sable, rinocerontes y tortugas gigantes. Asimismo, en el yacimiento los visitantes podrán observar una exposición de fotografías y moldes de fósiles emblemáticos hallados durante dos décadas de trabajo.

Una de las hipótesis para explicar la gran acumulación de restos de carnívoros es que las cavidades de la zona, de unos siete u ocho metros de profundidad, pudieron contener agua, la cual atraía a los animales a su interior y, una vez allí, no podían salir, según informa el CSIC.

En consecuencia, esos restos fueron cubiertos con el tiempo a medida que las cavidades se colmataban, de hecho en las capas superiores se halla más diversidad de restos con numerosos herbívoros.

"Este yacimiento es excepcional por la cantidad y calidad de los restos fósiles que contiene", explica el paleontólogo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas en el Museo Nacional de Ciencias Naturales, Jorge Morales. Además, añade que "es uno de los sitios más importantes del Mioceno a nivel mundial".

Asimismo, los investigadores subrayan que en la naturaleza normalmente los herbívoros son más numerosos, pero en este yacimiento la pirámide trófica se encuentra invertida y hay muchos más carnívoros, "casi el 97 por ciento de los restos hallados son carnívoros".