Desarticulado el clan de "Los Brunos" en la Cañada Real

Desarticulado el clan de "Los Brunos" en la Cañada Real

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado el clan de 'Los Brunos' dedicado a la venta de cocaína y heroína en la Cañada Real en Madrid, siendo detenidas siete personas e incautados tres kilos de estupefaciente, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

La droga, repartida en bolsas de plástico, se encontraba enterrada en la parte trasera de las viviendas. También se han intervenido diez armas de fuego, 35 teléfonos móviles y más de 3.600 euros en efectivo, de los que parte estaban guardados en el congelador de la vivienda.

La investigación se inició el pasado mes de diciembre cuando los agentes concluyeron que un conocido clan familiar distribuía droga al por mayor en la Cañada Real. A diferencia de lo que sucede con otros grupos delictivos que operan en la zona, esta banda no admitía que los toxicómanos consumieran en sus domicilios.

Además, los arrestados sólo comerciaban con clientes habituales y conocidos. Para llevar a cabo la venta, acordaban telefónicamente con sus compradores el lugar de intercambio que, en ocasiones, se realizaba fuera de La Cañada.

Los investigadores procedieron al registro en una parcela, propiedad de los traficantes, donde intervinieron tres pistolas, dos revólveres, dos pistolas de fogueo, tres carabinas de aire comprimido, 35 teléfonos móviles, más de 3.600 euros en efectivo y fueron incautados 3 kilos de sustancia estupefaciente de los que 2,200 kilogramos eran heroína y 800 gramos de cocaína.

La droga estaba dosificada en bolsas de plástico y enterrada en la parte trasera de las viviendas, en un terreno que utilizaban como patio y caballerizas. Cada bolsa, herméticamente cerrada para poder resistir la humedad, contenía entre 100 y 500 gramos de estupefaciente y estaban diseminadas por todo el terreno. La intervención de la Unidad de Guías Caninos fue fundamental para la localización de la sustancia estupefaciente.

La operación se ha llevado a cabo por agentes del Grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Distrito de Villa de Vallecas de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, y ha contado con la colaboración de la Unidad de Intervención Policial, agentes del GOIT, la Unidad de Guías Caninos y la Brigada Provincial de Policía Científica de Madrid.

MÁS AGENTES, MÁS EFICACIA, MENOS CRIMINALIDAD

Ésta es una más de las constantes actuaciones policiales que se están efectuando en la región contra el tráfico de estupefacientes. Un trabajo que repercute en el descenso de delitos y faltas cometidos en la Comunidad de Madrid, la tasa de criminalidad se ha reducido en 13 puntos en los últimos siete años y casi un 3 por ciento en el último año.

Paralelamente, el porcentaje de delitos esclarecidos ha aumentado en más de un 85 por ciento y el número de detenidos se ha doblado. Esta misma semana se han incorporado 1.750 nuevos policías en Madrid que se suman a los 12.600 que ya prestan servicios en esta Comunidad. Un 62 por ciento más que hace siete años. Unas cifras que repercuten en esos excelentes resultados en la lucha contra la criminalidad.