Desarticulada una banda que robaba aparatos electrónicos en grandes superficies

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una banda dedicada a la sustracción de aparatos electrónicos de considerable valor en grandes superficies. Los cinco detenidos son autores de al menos ocho hurtos llevados a cabo en distintas zonas de la provincia de Madrid a para dificultar así su identificación, ha informado la Jefatura Superior de la Policía en un comunicado.

Los arrestados lograron sustraer numerosos equipos, en su mayoría televisores de última generación, alcanzando el montante de lo sustraído más de 10.000 euros. Los ladrones escapaban de los centros comerciales a través de las puertas de emergencia y fuera les esperaba un compinche con el coche en marcha preparado para huir.

Las investigaciones se iniciaron cuando los agentes tuvieron conocimiento de varios robos ocurridos en centros comerciales de la comunidad madrileña. Las primeras pesquisas permitieron a los agentes descubrir que se trataba de cuatro varones y una mujer y que siempre realizaban de modo similar las sustracciones.

Todos actuaban de forma concertada, tres de ellos entraban en los establecimientos, mientras uno se dedicaba a controlar a los vigilantes de seguridad, los otros dos escogían los aparatos, les quitaban los dispositivos de seguridad, y tras realizar una llamada telefónica, se dirigían corriendo a las salidas de emergencia, donde les esperaba otro de los componentes del grupo con el coche listo para huir. Los detenidos solían aparcar en las inmediaciones de los centros para evitar que los vehículos fuesen grabados por las cámaras de seguridad.

Entre los efectos sustraídos había televisores LCD último modelo, videoconsolas, aspiradores, tablets y prendas deportivas, ascendiendo su valor total a 10.266 euros. Asimismo, los detenidos no dudaban en utilizar la violencia, empleándola contra uno de los empleados al percatarse éste de lo uno de los robos e intentar impedir que huyesen. Finalmente los agentes procedieron a la localización de los cinco miembros y a su detención.

La intervención ha sido llevada a cabo por agentes del Grupo de Hurtos de la Comisaría del barrio madrileño de Villa de Vallecas, pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid