Desalojado de un edificio en Madrid el colectivo Patio Maravillas

La Policía Nacional ha desalojado esta madrugada al colectivo social Patio Maravillas de un nuevo edificio "okupado" en la calle San Mateo número 24, en el madrileño barrio de Justicia.

Según la portavoz de este Colectivo, Ana Sierra, el desalojo se ha producido en torno a las 12 horas de esta noche, cuando agentes de la Unidad de Intervención Policial, unas seis furgonetas, han accedido al inmueble derribando la puerta principal para practicar el desalojo.

Las treinta personas, una de ellas en silla de ruedas, han abandonado el inmueble sin posibilidades de negociar con los agentes de policía su permanencia en el mismo y sin que se hayan registrado incidentes, según la portavoz de Patio Maravillas.

El colectivo social Patio de Maravillas anunció ayer en su página web que había "okupado" un nuevo edificio en el barrio de Justicia, en el distrito Centro de Madrid, en la calle San Mateo número 24, una propiedad privada que lleva "años abandonada" y donde preveían continuar con las actividades que desarrollaban en los dos inmuebles de los que fueron desalojados previamente.

"Esto nos parece una clara oportunidad para reclamar que se implementen las políticas públicas por las que luchamos: este edificio debería ser puesto al servicio de la ciudadanía", añadían.

EL PATIO MARAVILLAS PIDE A CARMENA DIÁLOGO PARA TENER UN ESPACIO CEDIDO

Más de un centenar de personas se han concentrado esta tarde en la Plaza del Dos de Mayo para protestar por el desalojo de un edificio en el centro de la capital okupado por el colectivo social Patio Maravillas, que ha pedido a la alcaldesa, Manuela Carmena, diálogo para tener "un espacio cedido".

"Queremos hablar con el Ayuntamiento, nuestra intención nunca ha sido la okupación sino conseguir un espacio cedido, que okupamos porque que es la única vía que nos dejan abierta", ha afirmado a los periodistas durante la protesta una portavoz del colectivo, que ha preferido no decir su nombre.

Esta portavoz ha señalado que el Ayuntamiento no se ha posicionado respecto al desalojo de la pasada madrugada y ha asegurado que el Patio Maravillas ha intentado negociar durante un año para conseguir un espacio sin que hasta el momento haya recibido ninguna respuesta.

Durante la concentración, que ha transcurrido sin incidentes y con fuerte presencia policial, la misma portavoz ha leído un comunicado en el que ha relatado cómo fue el desalojo del edificio situado en la Calle San Mateo, número 24.

Según el colectivo, pasadas la medianoche un dispositivo de ocho furgones de la policía nacional tomó la calle "con el único objetivo" de desalojarles "a la fuerza" y sin enseñar a los que estaban en el edificio una orden judicial.

"La respuesta fue clara: reconocieron literalmente que no necesitan el permiso de ningún juez, contaban con una orden política de Delegación de Gobierno de desalojar y con eso les bastaba", ha asegurado.

Tras criticar "la gran coalición en diferido entre el PP y el PSOE" y considerar que el gobierno pretende expulsar al colectivo de la política, ha anunciado que a partir de hoy iniciarán un proceso con el que quieren "aglutinar fuerzas" y convocar "una gran manifestación" en el plazo de un mes.

La movilización, según ha leído la portavoz en el comunicado, será en defensa de los espacios sociales de gestión ciudadana en defensa del derecho a la ciudad, del derecho a la protesta, de la "alegría frente a la tristeza y resignación".

A la protesta, encabezada por una pancarta con el lema "Con Madrid no se especula...el patio libre", han acudido algunos representantes del Consistorio, como el concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, (Ahora Madrid) y de la Asamblea, como Isidro López o Pablo Padilla (Podemos).

Del colectivo social Patio Maravillas, que hasta esta nueva okupación carecía de sede, han salido algunos miembros de los nuevos partidos políticos, como Ahora Madrid, algunos de ellos vinculados al 15-M.

Entre ellos destaca el concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata, que recientemente ha sido absuelto junto a otros tres activistas de un presunto delito de usurpación en la okupación del edificio de la calle Pez, o la actual concejal de Cultura, Celia Mayer.

La plataforma ciudadana Ganemos Madrid a la que pertenece Mayer (integrada en el grupo municipal Ahora Madrid) celebró ayer la okupación: "Instamos a las administraciones a que sean constructivas y no represivas", dijo a través de Twitter.

El concejal de Ahora Madrid Nacho Murgui ha comentado en esta red social tras el desalojo que los centros sociales como Patio Maravillas "son parte del tejido ciudadano".

"Hay que dialogar y encontrar soluciones,no reprimir y criminalizar", ha añadido.

Otra concejal de Ahora Madrid, Rommy Arce, ha expresado en este mismo medio su apoyo al Patio Maravillas "por seguir trabajando por el derecho a la ciudad".