Derrumbes parciales en el edificio afectado por la explosión en Pozuelo

Las labores de desescombro del edificio afectado por una explosión en un restaurante chino en la localidad de bomberos, que afectó a cuatro viviendas, arrancarán este lunes tras comprobarse que el inmueble no presenta daños estructurales. Los vecinos siguen desalojados a la espera de lo que digan los técnicos del ayuntamiento.

Los bomberos analizaron horas después de la explosión el inmueble, que sufrió importantes daños pero no en los pilares centrales, que no están desplazados.

Aparte del local, la parte más afectada es una vivienda del primer piso que se ubica justo debajo del establecimiento. A su vez, los bomberos acompañaron a los familiares de las tres viviendas menos afectadas del inmueble para poder recoger sus enseres.

La explosión ha afectado a dos locales comerciales y a cuatro viviendas, además de provocar rotura de cristales en otros comercios y casas cercanas. Aparte del restaurante, que está completamente destruido, y de las viviendas desalojadas, la onda expansiva afectó también a una peluquería de un edificio anexo, que ha quedado también clausurada.

De momento se desconocen la causa que ha provocado la explosión, para lo cual se ha abierto una investigación. No obstante, los bomberos han encontrado en el interior del establecimiento siete bombonas de butano en un local que no tiene suministro de gas natural. Por tanto, uno de los puntos que sustentarán la investigación es determinar si pudo haber algún tipo de fisura o escape en una de las bombonas.

Los vecinos de Pozuelo de Alarcón afectados por la explosión continúan fuera de sus domicilios y aún no hay fecha para que puedan volver al inmueble. Así, el Ayuntamiento ha alojado a dos familias en un hotel y el resto de las personas de las cuatro viviendas afectadas se está quedando en domicilios de sus familiares con la excepción de una familia que se encontraba de vacaciones en el momento del suceso, según ha explicado en redes sociales la alcaldesa de la localidad, Susana Pérez Quislant. La regidora también ha confirmado que el pasado 5 de julio se realizó una inspección en el restaurante donde se comprobó que contaban con la licencia y con seguro en vigor.

Fuentes municipales han explicado a Efe que el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón, Eduardo Oria de Rueda, junto a técnicos municipales, peritos y bomberos ha supervisado e inspeccionado esta mañana el edificio dañado para determinar las medidas de seguridad que se van a adoptar. Los servicios sociales del Ayuntamiento siguen en "permanente contacto" con las familias afectadas para atender las necesidades que requieren en estos momentos. Además se va a cortar el total de la calle Benigno Granizo para ampliar el perímetro de seguridad en la zona y se mantendrá una patrulla en la zona.

Asimismo, desde el Ayuntamiento se destaca que se "está trabajando intensamente" para que "todo se solucione lo antes posible".