Denuncian la falta de seguridad de los cementerios

Tras la profanación de varias tumbas en el camposanto de la Almudena, entre ellas las de Lola Flores y su hijo Antonio, la Asociación de Cementerios denuncia la falta de seguridad en este recinto y anima a que se incremente la vigilancia. La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ya ha dicho que protección hay suficiente y lo que falta, ha asegurado, es civismo.

Carmena he hecho estas declaraciones antes de participar en la misa solemne con motivo de la festividad de la Virgen de la Paloma.

Por su parte, la Asociación de Cementerios ha afirmado en un comunicado que la vigilancia actual en la Almudena consiste en un vigilante jurado, y considera la custodia del cementerio "más grande de Europa", de 120 hectáreas, es "totalmente inaceptable".

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha lamentado la "ola de vandalismo general descontrolado" que ella percibe y ha pedido que se produzca un rechazo unánime de toda la sociedad a los actos de intolerancia y de falta de respeto hacia lo que es diferente. Ante las preguntas en referencia a la profanación de tumbas, Cifuentes ha destacado que la profanación de una tumba es "una falta de respeto tremenda, además de un delito", y por eso Cifuentes ha confiado en que se encuentre a los responsables de estos actos vandálicos.

La presidenta no ha querido opinar sobre si hay suficiente vigilancia o no en los cementerios madrileños (es una competencia municipal), y tras recalcar que esto parece "un hecho aislado", ha subrayado que a ella no le gusta "vivir en una sociedad vigilada". "Creo más en el respeto, en el civismo, en la educación de las personas, y en no cometer estos actos. Lo importante es que haya un rechazo unánime, una condena de toda la sociedad", ha asegurado.