Denuncian al Hospital de Alcalá de Henares por el tratamiento a una paciente con enfermedad degenerativa

Denuncian al Hospital de Alcalá de Henares por el tratamiento a una paciente con enfermedad degenerativa

El Hospital de Alcalá de Henares y familiares están enfrentados por el tratamiento aplicado a Teresa, que padece una enfermedad neurodegenerativa.

Los familiares han pedido al centro que, ante una posible parada cardiorespiratoria, los médicos reanimen a Teresa. El hospital no está dispuesto a hacerlo, ya que lo considera un ensañamiento terapeútico.

"Posible eutanasia"

La Asociación Abogados Cristianos, en representación de la familia solicita medidas cautelares al juzgado de lo Penal de guardia de Alcalá de Henares "para garantizar la vida" de esta paciente ante lo que considera una "posible eutanasia".

Fuentes del hospital han señalado que los profesionales del centro han aplicado los protocolos habituales para dar la mejor asistencia médica posible a esta paciente ingresada actualmente, en situación clínica muy compleja, con una enfermedad neurodegenerativa desde hace más de 20 años.

En concreto, los profesionales que la atienden, de forma colegiada y consensuada, han considerado que la aplicación de otras técnicas agresivas e invasivas no beneficiarían a esta paciente y han decidido que si entra en parada, no deben aplicarse técnicas avanzadas de reanimación.

"Ante el rechazo de la familia al seguimiento de estas medidas y su insistencia en aplicar técnicas que los facultativos valoran como encarnizamiento terapéutico -que generan un sufrimiento al paciente sin aportar un beneficio-, el pasado 4 de julio el Hospital Universitario Príncipe de Asturias puso en conocimiento del Juzgado de Guardia de Alcalá de Henares estos hechos y se remitió un informe de la asistencia", han señalado.

Desde el hospital aseguran que en todo momento, la paciente ha sido evaluada por profesionales de distintas especialidades (Urgencias, Medicina Interna, UCI y Neurología) y que todas las medidas protocolizadas y prescritas por los facultativos, como la administración de fármacos y otras, se han aplicado de forma habitual.

"El caso no tiene nada que ver con un debate sobre la eutanasia"

"Los profesionales han informado en todo momento a la familia de estas circunstancias. La atención a esta paciente no tiene nada que ver con debates como la eutanasia. Se está atendiendo a la paciente en las mejores condiciones posibles dado su estado", han subrayado.

La Asociación Abogados Cristianos, por su parte, ha afirmado que el centro ha dejado de informar a la familia del estado de salud de la enferma y les han mencionado "el alto coste económico que supondría mantenerla con vida". La presidenta de esta asociación, Polonia Castellanos, ha lamentado que "con la eutanasia se abre la veda a casos como éste en el que se acaba con la vida de las personas en contra de su voluntad".