Denuncian que el Ayuntamiento permita la construcción de un edificio de 30 plantas en las cocheras de Cuatro Caminos

Denuncian que el Ayuntamiento permita la construcción de un edificio de 30 plantas en las cocheras de Cuatro Caminos

La Plataforma Salvemos Cuatro Caminos, el Colectivo Ciudadano de Urbanismo Corazón Verde de Chamberí, la asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio, Ecologistas en Acción Madrid, la Plataforma por el Derecho a la Ciudad, la asociación Parque Sí, en Chamberí y el Club de Debates Urbanos, lamentan que el Gobierno de Manuela Carmena apruebe la Operación Cocheras que prevé la construcción de un edificio de 31 plantas en pleno centro de la capital.

Los colectivos recuerdan que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid tramita un recurso en el que se dilucida sobre la necesidad de proteger las Cocheras de Metro de Cuatro Caminos y que podría paralizar el proyecto urbanístico.

La Operación Cocheras se gestó en 2014 por los responsables de Metro, siendo presidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González. En el proceso colaboró el Ayuntamiento de Madrid, gobernado por Ana Botella, que redactó las bases del proyecto.

Dicho proyecto incluye la construcción de 443 viviendas sobre la parcela donde se localizan las Cocheras de Cuatro Caminos, en el distrito de Chamberí, en la calle Reina Victoria.

Este jueves está previsto que la Junta de Gobierno apruebe inicialmente el plan parcial que supondrá su destrucción.

Los ecologistas denuncian que las Cocheras de Cuatro Caminos "son el único y verdadero edificio centenario de Metro, cuya red de transporte es uno de los 100 elementos más importantes del Patrimonio Industrial, seleccionados de toda España, lista que escoge apenas 6 de toda la Comunidad de Madrid".

Ahora, este complejo "se ve amenazado" por un Plan Parcial que a juicio de los colectivos firmantes, "incumple varios preceptos urbanísticos y genera nuevas desigualdades". Además, la "enorme edificabilidad" permitida en la parcela se materializará en la construcción de una torre de 31 plantas que supera los 100 metros de altura. "Este rascacielos, en una zona muy expuesta de la ciudad, producirá un fuerte impacto paisajístico", lamentan.

La nueva torre, más alta que el Edificio España, ha ido aumentando de altura durante la tramitación, donde inicialmente, en 2014, tenía una limitación de 21 plantas pero en el proyecto que se aprobará en Junta de Gobierno se permite un incremento de 10 plantas, hasta alcanzar las 31.