La Delegada de Gobierno dice que el desalojo del Hotel Madrid lo debe decidir el juez

La Delegada de Gobierno en la Comunidad de Madrid, Dolores de Carrión, ha manifestado hoy, en respuesta a Esperanza Aguirre, que el desalojo del antiguo Hotel Madrid lo debe decidir un juez, al ser el edificio de propiedad privada.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, culpó ayer a la delegada del Gobierno de "obedece las órdenes" de Rubalcaba y consentir que los indignados y los "okupas" tengan "bula para incumplir la ley".

Carrión ha informado hoy de que los propietarios del antiguo Hotel Madrid han presentado ya la correspondiente denuncia, por lo que ahora el desalojo depende del dictamen de un juez.

En el transcurso de estancia en Collado Mediano para firmar con la alcaldesa, María Rubio, y el viceconsejero de Presidencia, Luis Armada, un convenio de colaboración en materia de seguridad, Carrión ha querido aclarar a Aguirre "una pequeña confusión jurídica".

Así ha explicado que "cuando se trata de un bien inmueble propiedad de un particular, la vía que hay para poder proceder al desalojo de los que están dentro es una vía sumaria de naturaleza penal".

Ayer por la tarde la propiedad ha puesto una denuncia en comisaría que, ha explicado, "irá al juzgado penal y ahí sí que hay un plazo, muy breve, de unos días, para que el juez decida si se considera un delito o si, al ser un inmueble deshabitado durante tiempo, la propiedad tiene que ejercer su derecho por vía civil".

La Delegada de Gobierno en Madrid ha añadido que "en ningún caso hay un plazo para que la Administración desaloje, sino que ese plazo opera únicamente cuando el bien es propiedad de una administración pública y dependiendo siempre de lo que establezca las ordenanzas municipales o las normas correspondientes del Estado".

Durante una visita a un centro de mayores de la calle Sagasta de Madrid, Esperanza Aguirre dijo ayer que es "intolerable" que la Delegada del Gobierno "le pareciera fantástico" que los indignados acamparan en la Puerta del Sol y "privatizasen un espacio público" en su propio beneficio.

También criticó que ahora unas personas hayan "decidido ocupar con K" un hotel en pleno centro de Madrid para realojar en él a familias desahuciadas por el impago de hipotecas y ha confiado en que esta vez "se cumpla la ley", aunque lo haga "el siguiente Gobierno" de España "porque esté desde luego no".

Por su parte, el secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, ha asegurado hoy que la Delegada del Gobierno, Dolores Carrión, no puede seguir "ni un minuto más" en su cargo tras haber dado "bula para delinquir" a un grupo de "antisistema radicales de izquierdas" que han ocupado un hotel en el centro.

"Carrión sigue incumpliendo su obligación, la primera que tiene: cumplir y hacer cumplir la ley", se ha quejado el dirigente popular, para quien esta actitud de "hacer la vista gorda" es motivo para que la Delegada del Gobierno dimita inmediatamente, aunque queden pocos días para las elecciones generales.

Bajo su punto de vista, la Delegada "ha dado licencia para delinquir a un grupo de ciudadanos antisistema radicales de izquierdas que tienen escandalizada a toda la Comunidad de Madrid", y eso "va en contra de lo que debe ser un Delegado del Gobierno".

Granados ha opinado que la actitud de Carrión responde "a los intereses políticos y partidistas del PSOE", y eso es "una obscenidad".

"Está pensando más en los intereses electorales de Rubalcaba que en los derechos y libertades de los ciudadanos", ha insistido.

Según el dirigente popular, este "escándalo" no se puede mantener "ni un minuto más". "Tiene que desalojar el hotel inmediatamente, identificar, detener y sancionar a quien ha lugar, y hacer cumplir la ley", ha zanjado.

LA PROPIETARIA PRESENTA DENUNCIA ANTE LA POLICIA

Mientras tanto, la empresa propietaria del Hotel Madrid, ocupado durante la protesta del 15-O, ha presentado una denuncia por estos hechos ante la Policía Nacional, según han informado fuentes de la Jefatura Superior de Policía, que han detallado que este cuerpo no actuará hasta que no haya una resolución judicial.

El grupo inmobiliario Monteverde presentó ayer por la tarde una denuncia por la ocupación del Hotel Madrid, ubicado en la calle Carretas de la capital y que fue 'okupado' espontáneamente por medio centenar de personas tras las protestas del 15-O.

La Policía Nacional ha remitido la denuncia al juzgado de guardia correspondiente y no prevé desalojar a los 'okupas' hasta que haya una resolución judicial al respecto, han explicado fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

El grupo inmobiliario no ha querido hacer ninguna declaración sobre estos hechos.

Por su parte, un portavoz de la Asamblea Legal del Movimiento 15-M también ha rechazado hacer declaraciones por el momento y ha remitido a la asamblea que el colectivo prevé celebrar esta tarde.