La Delegación del Gobierno en Madrid decide esta semana si prohíbe la manifestación convocada por VOX

Vecinos del madrileño barrio de Salamanca participan en una protesta contra el Gobierno por su gestión en la crisis del coronavirus, este miércoles en Madrid.
Vecinos del barrio de Salamanca participan en una protesta este miércoles |EFE

Según ha podido saber Telemadrid, la delegación del Gobierno en Madrid está estudiando todavía la petición de Vox de una manifestación para el próximo 23 de mayo en la capital por el paseo de la Castellana. Fuentes de la Delegación del Gobierno confirman a Telemadrid que la decisión está pendiente tras una modificación en el recorrido pero que se dará respuesta en los próximos días.

Vox solicitó esta semana autorización para celebrar manifestaciones en coche en las calles de todas las capitales de provincia en protesta contra la gestión del Gobierno en la crisis del coronavirus. Su objetivo es colapsar con vehículos el centro de todas las ciudades españolas, como ya adelantó el líder del partido, Santiago Abascal, en el último debate en el Congreso para la prórroga del estado de alarma.

Las 'caceroladas' contra el Gobierno llegan a municipios  madrileños
Las 'caceroladas' contra el Gobierno llegan a municipios madrileños
Las 'caceroladas' contra el Gobierno llegan a municipios madrileños

Las 'caceroladas' contra el Gobierno llegan a municipios madrileños

Esta convocatoria se produce cuando en Madrid, varios barrios de la capital, cumplen una semana de protestas contra el gobierno de Sánchez que culminaron ayer en una concentración frente a la sede del PSOE en Madrid.

Castilla y León ha prohibido las manifestaciones

La Delegación del Gobierno en Castilla y León ya ha prohibido este sábado las manifestaciones anunciadas por Vox en las nueve capitales de provincia por riesgo para la salud pública, lo que ha provocado críticas del presidente de este partido, Santiago Abascal.

La decisión se escuda en el “riesgo para la salud pública” que ha percibido la consejería de Sanidad de la Junta y que hizo llegar a través de varios informes a las subdelegaciones de cada provincia. Estas fueron las encargadas de notificarles la resolución a los convocantes de las manifestaciones.

La mayor parte, especialmente de los núcleos urbanos, de las poblaciones de Castilla y León siguen bajo el modelo de fase 0 de desescalada, al igual que la Comunidad de Madrid y la ciudad de Barcelona con su área metropolitana.

Decisiones individualizadas por regiones

Las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno están estudiando de forma individualizada las convocatorias lanzadas por Vox en toda España para celebrar estas concentraciones analizando si existen motivos o no para prohibirlas en función de cada caso particular.