Cortes de tráfico el viernes en Colón y aledaños por la Misa de las Familias

Cortes de tráfico el viernes en Colón y aledaños por la Misa de las Familias

La plaza de Colón y las calles de Goya y Jorge Juan hasta la de Serrano, en el distrito de Salamanca, quedarán cortadas al tráfico a partir de las 09.30 horas del próximo viernes, día 30, con motivo de la celebración de la Misa de las Familias, que concluirá a las 17.30 horas. El Ayuntamiento de Madrid ha concretado hoy el dispositivo de circulación que pondrá en marcha debido a los cortes y desvíos de tráfico que se van a producir tanto durante la preparación como en el desarrollo de este acto a partir de las 14.30 horas.

Según este dispositivo, la circulación viaria se verá afectada desde las 09.30 horas del próximo viernes en la plaza de Colón con motivo del montaje de un escenario.

A partir de esa hora, y hasta la finalización de la Misa a las 17.30 horas, quedarán cortadas totalmente al tráfico esta céntrica plaza así como las calles de Goya y Jorge Juan hasta la calle de Serrano.

El área delimitada para la celebración de la Misa de las Familias comprende los carriles centrales y laterales del paseo de Recoletos, entre las plazas de Cibeles y Colón, y del paseo de la Castellana, desde Colón hasta la glorieta de Emilio Castelar.

La calle de Génova en su totalidad; la calle de Goya, entre Serrano y el paseo de la Castellana; y la calle de Jorge Juan, entre Colón y Serrano, también se verán afectadas por los cortes de tráfico que se producirán durante el acto y previos a su inicio y finalización.

El Ayuntamiento de Madrid ha diseñado recorridos alternativos por la ciudad, pese a lo cual recomienda a los ciudadanos que utilicen el transporte público, especialmente el Metro.

Por otra parte, el Arzobispado de Madrid, organizador de la Misa, ha hecho públicas unas recomendaciones e instrucciones para los conductores de los autobuses que traerán a los fieles que asistan a la celebración.

Para el estacionamiento de los autocares se han previsto cuatro zonas en las inmediaciones de la glorieta de Emilio Castelar: paseo de la Castellana (entre la calle de Ayala y la glorieta de Emilio Castelar); calle de Serrano (entre la de José Ortega y Gasset y la plaza de la Independencia); calle de Sagasta y calle de Almagro.

El Arzobispado subraya que los vehículos tendrán que abandonar la vía de estacionamiento en una hora como máximo desde la finalización de la Misa.

Pasado este tiempo, dejará de tener vigencia la pertinente autorización y se denunciará la ocupación de la vía pública.