Cortado el tráfico en la A-2, sentido entrada, por desprendimientos en el puente de Cea

El tráfico en sentido entrada a Madrid por la carretera de Barcelona (A-2) ha sido cortado alrededor de las 13 horas de este jueves al producirse desprendimientos en el muro de ladrillo del puente de la Cea, a la altura del kilómetro 5,5 y de la calle Arturo Soria, según han confirmado fuentes del Area de Movilidad y Seguridad del Ayuntamiento de la capital. "Los técnicos observaron que se había desprendido algún resto de material sobre un andamiaje que esta instalado en el lugar para proceder a su reparación, sin que los cascotes llegaran a caer en la calzada", ha señalado un portavoz de la Concejalía.

Así, decidieron cortar totalmente la calzada de la carretera de Barcelona en sentido entrada a la capital "inmediatamente por motivos de seguridad", permitiendo así a los equipos de mantenimiento de la empresa Madrid Calle 30 "reparar y realizar los trabajos necesarios para garantizar la seguridad de los conductores".

En cualquier caso, los desprendimientos no han provocado ningún daño material. Aunque en un primer momento se previó reabrir el tramo antes de que comenzara la hora punta de la tarde, según las mismas fuentes municipales la situación estará finalmente resuelta "a lo largo de esta madrugada" para poder reabrir la zona al tráfico hacia las 6 horas de mañana, sábado, permitiendo así la circulación "en la hora punta".

De esta manera, las mayores complicaciones que se han producido han afectado a la circulación en sentido entrada a la capital. Así, el tráfico permanece cortado entre los kilómetros 6 y 12 en sentido entrada a la capital, ya que en el kilómetro 12 se producen desvíos hacia la M-40, desde donde se puede acceder a la ciudad por la M-11, M-23 y A-3. Para aquellos coches que se encontraban en el tramo cortado el desvío se realiza hacia la calle Arturo Soria.

Además, se ha establecido un desvío prioritario para el transporte público a Arturo Soria desde Gregorio Benítez, a la altura del punto kilométrico 5,5 de la A-2, desde donde los vehículos podrán incorporarse de nuevo a la A-2, una vez rebasado el lugar del incidente.

Asimismo, según han informado desde la Dirección General de Tráfico (DGT), aquellos vehículos que se dirijan a Madrid más allá del kilómetro 18 podrán desviarse hacia la M-45 o bien, si proceden más allá de Guadalajara, desviarse por la autopista de peaje R-2.

Según la DGT, a las 17 horas, las retenciones en la carretera se extienden a lo largo de seis kilómetros, pues alcanzan el punto kilométrico 18, en el municipio de San Fernando de Henares. Además, también hay dos kilómetros de retenciones con circulación irregular en la M-40, entre los puntos 12 y 10.

Las complicaciones se extienden además al otro lado de la calzada (sentido salido de la capital) por culpa de los curiosos que ralentizan su velocidad para observar el incidente.

Por ello, el Ayuntamiento de Madrid recomienda a todos los conductores evitar en la medida de lo posible circular por esta vía y sus zonas aledañas, así como utilizar como alternativa la M-50, que se puede coger en el kilómetro 18 de la carretera de Barcelona.