La Cooperativa Metropolitan recurre la desestimación municipal del plan de edificación

La Cooperativa Metropolitan ha presentadoun recurso administrativo contra la desestimación del plan de edificación sobre las antiguas cocheras de Metro de Cuatro Caminos, comunicada por el Ayuntamiento de Madrid el pasado mes de diciembre.

Los cooperativistas han denunciado, en una nota de prensa, que la Dirección General de Planeamiento ha procedido al "archivo del expediente" de su iniciativa urbanística cuando es el Pleno del Ayuntamiento "el órgano competente para su estimación o desestimación".

"Según diferentes expertos jurídicos que hemos consultado, la situación supone una usurpación por parte del director general de Planeamiento de las competencias que por ley ostenta el Pleno Municipal", ha apuntado la abogada de la Cooperativa, Miriam Sanz.

El Consistorio deberá resolver el recurso presentado por la Cooperativa en el plazo de un mes.

En caso de que sea desestimado, desde Metropolitan optarán por interponer una demanda contencioso-administrativa y exigir al Ayuntamiento "la pertinente reclamación patrimonial por los daños y perjuicios causados".

La puesta en marcha del recurso coincide con el anuncio por parte del Defensor del pueblo de la admisión a trámite de la petición de amparo realizada por la Cooperativa el pasado mes de diciembre.

El proyecto de la cooperativa Metropolitan supone la construcción de 443 viviendas, un parque público que conectará la avenida de Pablo Iglesias con la calle de Bravo Murillo así como la renovación de las cocheras de Metro Madrid, que pasarían a estar soterradas.

UNA ASOCIACIÓN PROPONE COMPATIBILIZAR LAS VIVIENDAS EN LAS COCHERAS CON LA CREACIÓN DE UN MUSEO DEL METRO

La Sociedad Metropolitano Histórico de Madrid (MHM), asociación cultural enfocada al patrimonio e historia del Metro de Madrid, propone la compatibilización de las cocheras de Cuatro Caminos con el proyecto de la cooperativa Metropolitan mediante la protección de cuatro elementos "de interés". La propuesta consiste en la preservación de cuatro elementos: una nave en forma de estación, la nave de talleres neomudéjares, las naves nuevas y el túnel de acceso, ya que juntos conforman un conjunto de elementos de "singular valor histórico por ser el espacio en el que nació y se desarrolló el Metro de Madrid y el lugar del que partía la línea 1 Cuatro Caminos-Sol".

Según sostiene la asociación en un comunicado, "varios de estos elementos ya fueron calificados como 'de interés' por el anterior director general de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid en una comisión de cultura del 18 de Febrero del 2015".

Asegura que el diseño y construcción de estos elementos de los que se compone el conjunto de las Cocheras de Cuatro Caminos fue realizado por un equipo de diferentes personas entre las cuales se encontraba el arquitecto Antonio Palacios, quien era el arquitecto oficial de la Compañía y "como tal diseñó todos los elementos de ésta" como estaciones, ascensores, bocas de entrada, central eléctrica, subestaciones eléctricas y hasta el propio logotipo de la empresa.

Y es que sostiene que "pese a los intentos por parte de la Dirección General de Patrimonio por desvincular la figura de Palacios de las Cocheras, no han podido presentar hasta la fecha ningún documento que permita afirmar que pese a ser el arquitecto oficial de la empresa y haber diseñado el resto de elementos no tuvo nada que ver con el diseño y construcción de unos edificios que eran esenciales para el funcionamiento de cualquier empresa ferroviaria como son los talleres y cocheras de la compañía".

La propuesta contempla, además, la creación de una cochera segregada ubicada al sur del recinto, que permitiría la continuidad del servicio en este depósito mientras que la obra histórica cumpla una función museológica y en el resto del espacio se podría edificar el proyecto de la cooperativa Metropolitan (sobre la cochera segregada) y la zona verde propuesta.

La asociación MHM no sólo propone la conservación de los elementos anteriormente descritos, sino también su restauración y su utilización como sede de un Museo dedicado al Metro de Madrid.

Por su simbolismo histórico como lugar de nacimiento del Metro de Madrid, la asociación MHM considera que éste es "el mejor lugar para edificar dicho museo".

Respecto a su declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) critican que la Dirección General de Patrimonio "nunca ha hecho público ningún informe y basa su decisión en una declaración que hizo la real Academia de San Fernando dirigida al Jefe del Consorcio de Transportes".