Concienciados con el uso correcto de las "sillitas" de niños en el coche

La Comunidad de Madrid, a través de las consejerías de Sanidad y de Transportes e Infraestructuras, ha iniciado este viernes una campaña en los centros de salud para informar y concienciar a los madrileños sobre el correcto uso en los coches de los cinturones de seguridad y de los sistemas de sujeción homologados cuando se viaja con niños, dependiendo del peso y de la edad menores.

El objetivo de la campaña 'Depende de ti. Siempre Protegidos' es, en palabras del consejero de Transportes, Ignacio Echeverría, llamar a la "responsabilidad" de los padres, pues en realidad, aunque la mayoría de los niños van "protegidos con sillas", a veces se compran éstas por "evitar la multa" y no porque sea "eficaz". "Los dispositivos tienen que ser seguros", ha añadido.

Así, ha explicado que han decidido llevar a cabo la campaña en los centros de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud porque va dirigida a los padres "con bebés y niños pequeños" y estos lugares los frecuentan para las visitas al pediatra. "Con la campaña se persigue que los padres se den cuenta de que a los niños hay que cuidarles", ha añadido.

Entre los datos más significativos, el consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, ha destacado que cuatro de cada diez fallecimientos de niños en Madrid son consecuencia de accidentes de tráfico, lo que demuestra la importancia de que éstos vayan seguros y cómo deben, según edad y peso, cuando viajan en el vehículo privado.

Además, los padres, con esta iniciativa, conocerán que usando correctamente estos dispositivos de seguridad se puede reducir la mortalidad infantil en caso de accidente en un 40 por ciento y las heridas graves, en un 70 por ciento.

"Desde el ámbito de la Atención Primaria, queremos mejorar el conocimiento de los padres, difundir prácticas correctas y adecuadas para proteger a los niños cuando circulamos en coche", ha dicho Lasquetty, que también se ha referido al número de niños que se atienden anualmente en el Servicio Madrileño de Salud: 145.000 accidentes infantiles de cualquier tipo, de los que 4.400 se convierten en ingresos hospitalarios.

Para llevar a cabo la campaña se han creado folletos informativos que explican la normativa vigente sobre seguridad infantil para vehículos de nueve plazas o menos (incluido el conductor) y sobre cómo colocar correctamente los tipos de silla según los grupos. Se han editado 250.000 folletos que van a ser entregados a los padres que asistan a las consultas de Pediatría y 1.000 carteles para los centros de salud.

En estos folletos se exponen algunos datos "preocupantes" sacados de la Dirección General de Tráfico (DGT) como que el 40 por ciento de los niños fallecidos en accidente no usaba ningún sistema de retención; el 10 por ciento de los niños no usa dispositivo de seguridad en el coche y el 18 por ciento lo usa incorrectamente.

También se destaca que en los viajes cortos, como de casa al colegio o la guardería se baja la guardia y en los taxis, son los padres los que están obligados a llevar una sillita adecuada para sus hijos, mientras que en el autocar los niños podrán usar los cinturones de seguridad, siempre que se adapten a su altura y peso. En cualquier caso, se recuerda que los niños, jamás, deben viajar en brazos.

UN USO ADECUADO

Los folletos intentan también orientar a los padres sobre cómo se deben colocar correctamente las sillas y, a través de imágenes, resumen la correcta utilización de éstas. Hay que recordar que existen cinco tipos de silla: hasta 10 kilos, que siempre se deben colocar en sentido contrario o trasversal a la marcha; hasta 13 kilos, también en sentido contrario a la marcha; de 9 a 18 kilos, colocada en sentido contrario a la marcha; y de 15 a 25 kilos y de 22 a 36 kilos, colocadas en sentido de la marcha.

Sobre la normativa, la información distingue entre cómo deben viajar los niños menores de 12 años, que no alcancen los 135 centímetros de altura, tanto en los asientos delanteros y traseros, y cómo deben hacerlo si se supera esa estatura. En ambos casos el responsable es el conductor y siempre deben utilizar algún sistema de seguridad o dispositivo de sujeción para evitar daños en caso de accidente.

Entre las recomendaciones, destaca el no utilizar nunca una silla de bebé en el asiento delantero con el airbag activado y hay que recordar que siempre es más seguro cuando el niño viaja en la parte trasera del coche. También los elevadores con respaldo ofrecen mayor protección y resultan más cómodos y nunca hay que permitir a los pequeños que se coloquen la banda del hombro bajo el brazo o detrás de la espalda.

Aunque en un principio esta campaña está pensada para los centros da salud, la Consejería la va a trasladar también a las gasolineras. De momento, se desconoce la fecha pero han barajado la posibilidad de que sea en Semana Santa, cuando se produce un elevado número de movimientos de padres con niños.