Concentración en Las Tablas en protesta por el atropello de un bebé

Cientos de padres y madres del madrileño barrio de Las Tablas se han concentrado este viernes, ante la puerta del colegio público Josep Tarradellas, para denunciar la falta de seguridad vial en el vecindario, tras el atropello de un bebé el pasado jueves en la puerta del colegio.

El suceso tuvo lugar sobre las 13.00 horas del pasado jueves, cuando una furgoneta embistió a una mujer y a su carrito en el momento en el que se disponían a cruzar un paso de cebra, situado en la calle Palas del Rey, en Madrid. El pequeño se encuentra en estos momentos ingresado en el hospital de La Paz, estable dentro de la gravedad.

"Esto es lamentable, sabíamos que iba a pasar. Hace cinco años presentamos un escrito formal al Ayuntamiento comentando la peligrosidad de la avenida, los vehículos circulan muy rápido", ha denunciado, uno de los padres, Manuel Gómez.

"El ayuntamiento, hasta que no pasa algo, no actúa", ha lamentado Penélope, madre de tres hijos que asisten cada mañana al colegio. "Confiamos en que ahora se pongan badenes y semáforos, pero es triste que tenga que ocurrir una desgracia para que se pongan" ha añadido.

La concentración se ha producido de manera "espontánea" "conducida y alentada" por parte de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del colegio. "Hemos utilizado correos electrónicos y las redes sociales para difundir el mensaje, está bien que haya una respuesta ciudadana para que no suceda nada más, a ningún niño" confiesa uno de los padres que ha participado en la protesta.

EN ESTADO GRAVE

Un bebé de 6 meses permanece muy grave en el hospital tras ser arrollado el carrito que le llevaba ayer por una furgoneta en el barrio madrileño de Las Tablas, según ha informado el centro hospitalario.

El accidente se produjo sobre las 13.00 horas de este jueves cuando una furgoneta atropelló un carrito con un bebé en un paso de cebra sin semáforos su interior en la calle Palas del Rey esquina calle Fromista, en Las Tablas. A la llegada de los sanitarios, el pequeño presentaba un traumatismo craneoencefálico, siendo entubado en el mismo lugar. Tras ello, se fue trasladado al hospital de La Paz.

Un equipo psicológico tuvo que atender a la cuidadora del bebé y a los padres del bebé. Los tres sufrieron una crisis de ansiedad, teniendo que ser atendidos. La Policía Municipal se está encargando de la investigación. Ya se está tomando declaración al conductor de la furgoneta.