Multas a 7 residencias de mayores de Madrid, cinco de ellas de Aralia

Residencia de Mayores del Ensanche de Vallecas
Residencia de Mayores del Ensanche de Vallecas

La Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad de la Comunidad de Madrid ha impuesto, desde el 26 de septiembre de 2019, siete multas a siete centros de gestión indirecta para personas mayores de la región, de las cuales cinco corresponden a centros gestionados por Aralia Servicios Sociosanitarios S.A. (Aralia).

Precisamente, esta empresa gestiona la residencia de Ensanche de Vallecas que en la mañana de este martes volvió a estar en el punto de mira. Los familiares denuncian falta de personal y mala atención para los residentes. Se quejan también de una deficiente alimentación y escasa administración de los medicamentos.

Denuncian falta de personal y comida caducada en una residencia de mayores de Vallecas

Todas ellas se han tipificado de graves "por errores detectados en el personal de atención directa, insuficiente limpieza y mantenimiento, así como la no comunicación de incidencias", ha informado a Europa Press el departamento que dirige Alberto Reyero.

"Desde la Dirección general del Mayor estamos haciendo una revisión de todos los pliegos (...) y atendiendo a las denuncias de trabajadores"

El titular regional de Políticas Sociales ha explicado a los medios que las sanciones se han debido a incumplimientos de ratios, falta de limpieza, etcétera, "que es esencial que lo cuidemos y para que sirva de tranquilidad a los familiares, que están preocupados".

"Desde la Dirección general del Mayor estamos haciendo una revisión de todos los pliegos, reuniéndose con los comités de empresa de todos los centros y atendiendo a las denuncias de trabajadores. Tenemos que estar muy encima, garantizar que el servicio que se presta es el adecuado y no nos va a templar el pulso para imponer las sanciones que sean necesarias", ha recalcado.

De esta forma, la Comunidad quiere garantizar el bienestar de todas las personas mayores que se encuentran en residencias de la región y para ello está incrementando las medidas de vigilancia "mediante un riguroso análisis de la actuación en todos los centros que están bajo su responsabilidad, así como imponiendo las penalidades que corresponden en los casos de incumplimiento de contratos".

Nada más llegar al Gobierno, el consejero solicitó la información de todos los contratos vigentes de centros de gestión indirecta (18) y concertados (162), a fin de comprobar que se cumplen estrictamente las condiciones acordadas o modificando las mismas si fuera necesario.

Asimismo, con el objetivo de mejorar el funcionamiento de las residencias, la directora general de Atención al Mayor y a la Dependencia ya se ha reunido con los comités de empresa de dichas residencias y les ha solicitado información de las posibles deficiencias. Una información que está siendo contrastada desde la propia Dirección General para tomar las medidas que sean necesarias.