La Comunidad recuerda que los perros guía tienen derecho a acceder a cualquier lugar público

El Gobierno regional ha editado la Guía básica del consumidor con deficiencia visual, usuario de perro guía, con la que se quiere recordar a los comerciantes de la región los derechos y deberes de este colectivo que las leyes de Consumo regionales consideran motivo de especial protección, y recuerda que los usuarios de los perros guía tienen derecho a acceder a cualquier lugar público.

Así lo ha señalado la directora general de Consumo, Carmen Martínez de Sola, en el acto de presentación de esta guía, en el Día Internacional del Bastón Blanco, al que acudieron una veintena de usuarios de perro guía de la ONCE.

Esta guía será distribuida por la Cámara de Comercio e Industria de Madrid a todos los comerciantes de la región, por la Dirección General de Consumo a través de las oficinas municipales de consumo y asociaciones de consumidores y por la Federación Madrileña de Municipios.

Además, estará permanentemente disponible en el Portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid de madrid.org. Asimismo, la ONCE distribuirá entre todos sus usuarios una versión accesible de la guía.

Cada vez son más las personas ciegas que, en lugar del bastón blanco, han optado por utilizar el perro guía como la forma más independiente y segura de moverse en la calle, en recintos cerrados o para tomar un transporte público.

Martínez de Sola ha añadido que "los perros guías forman un grupo muy especial, que se distingue por el esmerado adiestramiento y educación recibidos", y recordó que "no siempre los propietarios o encargados de establecimientos o servicios públicos o privados conocen el derecho de las personas ciegas o con deficiencia visual para su acceso libre a los mismos".

Por ello, la Comunidad, con el asesoramiento de la ONCE, ha editado esta guía que, en forma de decálogo, supone un breve recordatorio de los derechos y obligaciones básicos de los usuarios de perro guía. Al acto ha asistido también el director general adjunto de Servicios Sociales de la ONCE, Xavi Grau, el vicepresidente de la Cámara de Comercio, Miguel Corsini, y la directora general de Comercio, Carmen Cárdeno.

OBLIGACIONES Y DERECHOS

La guía ha recordado que "el usuario de un perro guía tiene que responsabilizarse de las condiciones higiénico-sanitarias del animal, utilizarlo para las funciones específicas para las que está adiestrado y controlar y hacer cumplir los principios de respeto, defensa y protección del perro". Además, ha recalcado que el perro guía siempre debe llevar el distintivo oficial y la documentación que acredite al perro como guía. Sin embargo, dicha documentación sólo puede ser requerida por la autoridad competente del responsable del servicio, y en ningún caso, puede ser exigida a de manera arbitraria o irrazonada.

Es fundamental que los comerciantes y responsables de servicios conozcan que el usuario de perro guía tiene derecho a acceder con éste a los lugares públicos, sin restricción de ningún tipo, incluidos centros sanitarios y asistenciales, en la áreas abiertas al público, con las limitaciones al respecto que se exijan por razón de las características del servicio de que se trate.

Este derecho de acceso se podrá suspender en caso de existencia de un peligro grave e inminente para la persona ayudada de perro guía, el animal o una tercera persona, o por cualquier signo de enfermedad del perro. Desde julio de 2010, la dirección general de Consumo es la competente para sancionar los incumplimientos sobre acceso a comercios o servicios de las personas ciegas o con deficiencia visual usuarias de perros guía.