La Comunidad reclama al Ayuntamiento que retire su campaña "falaz" sobre la EMT

La Comunidad de Madrid va a requerir a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, la retirada de la "campaña" en autobuses y marquesinas que critica a la presidenta autonómica, Cristina Cifuentes, por congelar la aportación a la Empresa Municipal de Transportes (EMT).

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el portavoz del Ejecutivo autonómico, Angel Garrido, se ha referido a este asunto derivado de lo sucedido en la última reunión del Consejo de Administración del Consorcio Regional de Transportes, en la que la Comunidad decidió congelar su inversión en la EMT, lo que desató una polémica entre el Ayuntamiento y el Ejecutivo de Cristina Cifuentes.

Ahora aparecen estos carteles, no firmados, en autobuses y marquesinas en los que se dice que "Cifuentes y el PP de la Comunidad de Madrid han decidido sin contar con el Ayuntamiento congelar la asignación de autobuses de la EMT". "Cifuentes aumenta el presupuesto a todos excepto a la EMT", reza el cartel, que indica que quieren una EMT "de calidad", algo que "es posible".

"No queremos que sea un arma partidista contra Manuela Carmena porque la ciudadanía salimos perdiendo", señala el cartel, que expone que el Ayuntamiento que dirige Manuela Carmena propone para la EMT una inversión municipal de 97 millones de euros, 16,5 millones más que en 2015, y una inversión de 42 millones de euros para comprar más de cien nuevos autobuses, entre ambas administraciones, algo que según asegura, ha sido "descartado por Cifuentes".

Así las cosas, Garrido ha denunciado la existencia de esta campaña "absolutamente falaz", que mediante "mentiras intenta hacer política de forma absolutamente lamentable".

Por eso, ha avanzado que esta misma mañana van a hacer un requerimiento a la alcaldesa para que "con carácter inmediato" sean retirados esos carteles". Si no les hacen caso, tomarán diferentes medidas que tendrá que determinar la Abogacía de la Comunidad.

A juicio del portavoz, del Ejecutivo autonómico "hay formas de entablar debate y diálogo" que no son los medios de transporte público con una campaña "falaz y difamatoria" que a pesar de que no lleva "ninguna firma" considera que es del "entorno de Podemos", porque su "marca blanca" gobierna en el Ayuntamiento de Madrid.

Ya en el fondo del asunto, Garrido ha defendido que la Comunidad de Madrid aporta "el total de la subvención de Metro y la mitad de la EMT" y ha considerado que el Gobierno de Carmena "tiene que dejar de destinar el presupuesto a cosas absolutamente absurdas" y destinarlo al transporte.

"Seguramente si deja de destinar dinero a preparar equipamientos y edificios para okupas y destina ese dinero a la EMT todos saldremos ganando. Tienen que gobernar para todos y no para los fetiches ideológicos que consideran que les han llevado al poder. No creo que los madrileños estén preocupados porque los ocupas tengan un lugar mejor y sí por que la EMT funcione correctamente", ha zanjado.

EL AYUNTAMIENTO RESPONDE QUE LA CAMPAÑA NO ES SUYA Y YA HA PEDIDO RETIRARLA

El Ayuntamiento de Madrid ha asegurado, ante la petición de la Comunidad de Madrid de que retire una campaña en la que se le acusa de congelar el presupuesto del servicio de la EMT que los carteles pegados en marquesinas y autobuses no son suyos y que ya ha pedido su eliminación a los servicios de limpieza.

"No es una campaña del Ayuntamiento, parece ser que viene por parte de sectores de representantes de trabajadores y se ha pedido que se retirasen en cuanto se ha tenido constancia de que existían", han explicado desde el Consistorio a Efe sobre las declaraciones del portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido.

Los propios servicios de limpieza de la Empresa Municipal de Transportes serán los encargados de quitar de las marquesinas y autobuses "las fotocopias en blanco y negro y pegadas con celo" en los que se acusa a la Comunidad de congelar el presupuesto, y en las que el Ayuntamiento insiste en que no tiene nada que ver.

FONDO CONTRA LA POBREZA ENERGÉTICA

El portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha avanzado la creación de un fondo contra la pobreza energética que dotará con un millón de euros para lo que queda de año 2015 en el que ha invitado a participar a empresas y ayuntamientos.

En su comparecencia ante los medios de comunicación tras la reunión del Consejo de Gobierno, Garrido ha calificado este fondo de "primer paso" para impedir que las familias tengan que decidir, en sus palabras, si ponen la calefacción y encienden la luz.

Esta decisión se produce después de que el Consejo de Gobierno aprobara el pasado 15 de septiembre un acuerdo a fin de instar a las empresas de suministro energético para que mantengan el servicio a todas las familias que se encuentren en situaciones de exclusión.

A raíz de este acuerdo, el propio Garrido y la consejera de Economía, Engracia Hidalgo, han mantenido varias reuniones con representantes de las empresas energéticas para analizar los mecanismos necesarios para evitar que ciudadanos que se encuentran en riesgo de exclusión social se queden sin suministro.