La Comunidad pone en marcha un programa de natación para personas con discapacidad

piscina2_470
piscina2_470 |Archivo

La Comunidad de Madrid ha presentado este lunes un nuevo programa de natación y prevención de riesgos en el medio acuático para personas con discapacidad intelectual, a través de Servicio Regional de Bienestar Social (SRBS) de la Consejería de Asuntos Sociales, según ha informado en un comunicado.

Cerca de 20 personas usuarias de diferentes centros ocupaciones de la región, que por diversas razones no pueden pasar la época estival con sus familias, participan en esta iniciativa cuyo objetivo es el de estimular el uso del agua como medio de promocionar las actividades acuáticas y deportivas en las personas con discapacidad intelectual.

Así lo ha explicado el gerente del SRBS, Américo Puente, durante la presentación de esta actividad en la que los participantes recibieron instrucciones para poder meterse sin riesgos del agua y posteriormente pudieron disfrutar de diferentes actividades en la piscina, en todo momento acompañados por monitores especializados.

"La Comunidad de Madrid sigue apostando por el deporte como vehículo de integración y de fomento a la independencia de esta personas. Además, mejoran sus capacidades físicas y su coordinación con el medio", ha señalado Puente.

Asimismo, el gerente ha recordado que el fomento de la práctica del deporte para los usuarios de los centros ocupacionales es una de las 448 medidas recogidas en el III Plan de Acción para Personas con Discapacidad 2012-2015.

Dicho Plan ha sido diseñado y elaborado con la participación de las principales organizaciones y asociaciones representativas del sector para avanzar en la mejora de las condiciones de vida de las personas con discapacidad.

NATACION PARA FOMENTAR LA INTEGRACION

Este programa busca mejorar la independencia y el desarrollo de la personalidad de cada uno de los participantes, a través del contacto con el medio acuático y de la relación e integración con otros compañeros. Por ello, la actividad se divide en cinco grupos diferenciados para que los monitores trabajen de forma adaptada a cada necesidad.

Por un lado, el primer grupo se trata de personas con movilidad reducida o dificultad de desplazamiento que necesitan un apoyo físico para acceder a la piscina, el segundo grupo serán usuarios sin problemas de movilidad pero que necesitan supervisión o elementos de ayuda dentro del agua, el tercer grupo está compuesto por personas, sin problemas físicos, pero que tienen miedo al agua y necesitan una atención especial.

Por otro lado, el cuarto grupo lo componen usuarios que saben nadar pero que necesitan mejorar su técnica y por último el quinto grupo son personas que por algún motivo no desean participar en actividades fuera del centro ocupacional pero que acompañan a sus compañeros y se intenta que participen.

MAS DE 100 CENTROS OCUPACIONALES

El Gobierno regional cuenta con más de 100 centros ocupacionales (entre residencias con centros ocupacionales -RESCO- y centros ocupacionales) para personas con discapacidad intelectual. La finalidad de estos centros es el desarrollo de las habilidades profesionales, personales y sociales de las personas con discapacidad para contribuir a su integración sociolaboral.

Algunos de estos centros cuentan también con residencia para proporcionar alojamiento, manutención, atención, cuidado y apoyo personal y social para la vida diaria, y fomento de las actividades de ocio, tiempo libre y convivencia.

La Comunidad dispone de una red de servicios y recursos para atender a las personas con discapacidad intelectual a través de más de 250 dispositivos entre centros de día, centros ocupacionales, residencias, pisos tutelados y plazas de respiro, que forman parte de los 500 centros del Gobierno regional para personas en situación de dependencia.

A día de hoy, la Administración autonómica cuenta con 21.000 plazas especializadas en las que se presta atención gratuita a personas con diversos tipos de discapacidad (incluyendo atención temprana), que residen en la región.