La Comunidad nombrará a un coordinador del proyecto Cañada Real

Cañada Real
Cañada Real |Telemadrid

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha confirmado que "ha pensado en nombrar" a una persona que coordine todas las políticas que va a realizar el Gobierno en torno a la Cañada Real para que "deje de ser un foco de marginación y, en algunas zonas, de delincuencia".

Cifuentes se ha manifestado así tras visitar un centro integral de atención a personas con discapacidad ubicado en Colmenar Viejo, donde ha confirmado el nombramiento que adelanta el diario El Mundo.

Ha subrayado que se debe "seguir avanzando para arreglar el problema de la Cañada Real", del que ha dicho que es un problema "enquistado" desde hace más de cincuenta años y que requiere tomar soluciones "en muchos ámbitos", como el urbanístico, el social y el sanitario, entre otros.

Además, la presidenta ha señalado que necesitará la colaboración de los Ayuntamientos de Madrid, Rivas Vaciamadrid y Coslada, con quienes el Gobierno regional va a reunirse para "sacar adelante y en conjunto el proyecto de la Cañada Real".

Cifuentes ha agregado que el objetivo prioritario es "revitalizar" la resolución del "problema" de la Cañada Real por medio de la creación de grupos y mesas de trabajo que se van a poner "otra vez" en funcionamiento. En esta línea, ha indicado que en este momento está funcionando la mesa de seguridad que coordina la delegación de Gobierno.

La Comunidad de Madrid presentó en enero de 2013 el Plan de remodelación urbana para la Cañada Real, con el que el Gobierno regional pretende regularizar la situación de los 7.725 vecinos asentados en la antigua vía pecuaria. El plan busca recuperar la antigua vía pecuaria, afectada en algunos puntos por asentamientos de infraviviendas y problemas de seguridad por la existencia de narcotráfico.

Propone un modelo urbano de viviendas unifamiliares de dos plantas y espacios verdes a lo largo de esta antigua vía pecuaria.

Para ello, el proyecto busca facilitar que los actuales propietarios de una vivienda a lo largo de los 14,5 kilómetros de la Cañada -cuyo suelo es actualmente bien patrimonial de la Gobierno regional- puedan comprar en condiciones preferentes las parcelas en las que se ubican sus inmuebles para poder legalizar y regularizar su situación.

El montante derivado de la compra de suelo se reinvertirá en la urbanización de la Cañada, donde se habilitarán parques y zonas verdes, así como dotaciones de electricidad y agua.