La Comunidad dice que los madrileños dispondrán de 700 euros más en 2013 a través de las medidas fiscales

GONZALEZ_IGNACIO470_CARRUSE
GONZALEZ_IGNACIO470_CARRUSE |Telemadrid

La Comunidad de Madrid ha calculado que los contribuyentes madrileños dispondrán de una media de 700 euros más en 2013 a través del conjunto de medidas fiscales, que podrán consumir, ahorrar e invertir, algo que, según el Ejecutivo autonómico, generará mayor actividad económica y creación de empleo.

Como ha informado este viernes el Gobierno regional en una nota de prensa, el Ejecutivo mantiene la rebaja de un punto en el tramo autonómico del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas, así como muchas otras deducciones autonómicas aprobadas en los últimos años por la Comunidad de Madrid, especialmente dirigidas a las familias (numerosas y con rentas más bajas), los inversores y los emprendedores.

Así, se cumple con el compromiso de no subir los impuestos a los ciudadanos y se consolida la política fiscal puesta en marcha por el Gobierno de la Comunidad desde hace diez años. Se trata de una política basada en la rebaja selectiva y ordenada de impuestos combinada con una eficaz política de lucha contra el fraude que permite que todos paguen de forma justa. Gracias a estas políticas de rebaja de impuestos aplicadas desde 2003, los madrileños se han ahorrado ya 21.500 millones de euros.

Entre las dirigidas a las familias, destaca una deducción en el IRPF de hasta 900 euros por el nacimiento o adopción de hijos, la más alta de todas las comunidades autónomas. Esta se complementa con 600 euros adicionales por niño cuando se trate de partos múltiples o adopciones múltiples.

Para paliar los gastos que generan las adopciones internacionales, la Comunidad cuenta con una deducción en el IRPF de entre 1.200 y 1.500 euros (600 euros, más los 600, 750 o 900 euros de la deducción genérica por nacimiento o adopción). Esta cuantía puede ser incrementada con otros 600 euros por niño cuando se trate de adopciones múltiples.

En cuanto a la deducción por acogimiento familiar de menores, alcanza la cuantía de 600, 750 o 900 euros en función del número de menores acogidos. También se mantiene la deducción de 900 euros por el acogimiento no remunerado de mayores de 65 años y de discapacitados.

DEDUCCIONES PARA FAMILIAS

Las familias numerosas podrán aplicarse unos mínimos por descendientes a partir del tercero con una cuantía de un 10 por ciento superior a la contemplada por el estado. En concreto, se podrán aplicar un mínimo de 367,20 euros más por el tercer descendiente y de 418,20 euros más por el cuarto y siguientes. De este modo, el ahorro medio para tales familias podrá alcanzar casi los 50 euros más por descendiente.

Asimismo, las familias con al menos dos hijos y rentas familiares inferiores a 24.000 euros anuales tendrán una rebaja del 10 por ciento de la cuota íntegra autonómica a pagar. De esta forma, los más de medio millón de madrileños (505.000 contribuyentes) que se beneficiarán de esta deducción, tendrán un ahorro medio de 158 euros por unidad familiar. Por ejemplo, una pareja de jóvenes, con ingresos anuales inferiores a 24.000 euros, y que vivan de alquiler, pagarán cero euros en el IRPF.

También se mantiene la deducción en el IRPF por arrendamiento a jóvenes menores de 35 años, que permite deducir el 20 por ciento de las cantidades destinadas por los jóvenes al alquiler de su vivienda hasta un máximo de 840 euros, lo que equivaldría a dos mensualidades de alquiler medio.

Además, para impulsar la participación ciudadana en actividades de interés general a través de fundaciones que desarrollen actividades de carácter social, asistencial, educativas, sanitarias o culturales, podrá desgravarse el 15 por ciento en los donativos satisfechos cada año.