La Comunidad invertirá 300 millones en modernizar la gestión de residuos

La Comunidad de Madrid invertirá 300 millones de euros hasta el año 2024 para contribuir con la financiación de la construcción de nuevas plantas de tratamiento y gestión de los residuos en las cuatro mancomunidades más importantes de la región. El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Pedro Rollán, se ha reunido hoy con los presidentes de las cuatro mancomunidades, la del Valle Norte del Lozoya, la del Sur, la del Este y la del Noroeste, para abordar el Programa de Inversiones de la Estrategia de Residuos de la Comunidad de Madrid 2017-2024.

Rollán ha concretado que la Administración regional subvencionará hasta el 50 por ciento de las infraestructuras hasta un máximo de 76 euros por habitante para que los municipios puedan cumplir con los objetivos de recuperación y reciclaje marcados por la legislación nacional y europea.

Este plan "marcará un antes y un después" en la gestión de las basuras en la Comunidad y permitirá aumentar el porcentaje de tratamiento de residuos del actual 15 ó 16 por ciento al 50 por ciento, ha subrayado el titular de Medio Ambiente.

Dentro de los presupuestos autonómicos de 2018, si todo transcurre "con normalidad", ha indicado Rollán, habrá una partida económica "muy importante" para la Mancomunidad del Este, que es la que precisa de manera más urgente una renovación de sus instalaciones, ya que el vertedero de Alcalá de Henares se acerca al final de su vida útil.

Este acto, con la presencia de los presidentes de las cuatro mancomunidades responsables de la gestión de residuos en la región, que prestan servicio a 3,2 millones de madrileños, es la escenificación de "un compromiso por cuidar nuestro entorno para dejar a las generaciones venideras un medio ambiente mejor que el que hemos heredado", ha resaltado el consejero.

"Hoy somos plenamente conscientes de que el planeta se está deteriorando y todos, en primera persona, tenemos que contribuir de manera activa y decidida a sostenerlo, preservarlo, cuidarlo y mejorarlo", ha afirmado.

La inversión de 300 millones de euros es una de las mayores apuestas realizadas en los últimos años por un Gobierno regional para ayudar a los ayuntamientos, que son competentes en el tratamiento de residuos.

De los 300 millones de euros, hasta un máximo de 260 millones se aplicarán a la renovación de las instalaciones: 148,2 millones se destinarán a la Mancomunidad del Sur, 52,6 millones se emplearán en la Mancomunidad del Este y 55,6 millones se dedicarán a la Mancomunidad del Noroeste.

Otros 30 millones de euros financiarán a la población de los municipios de menos de 5.000 habitantes y 10 millones se destinarán a la recogida de residuos en la Mancomunidad del Valle Norte del Lozoya, que estará subvencionada al 100 por ciento.

Como medida adicional, el Gobierno regional construirá nuevos puntos limpios y mejorará los existentes, además de crear una línea de ayudas para proyectos de compostaje.

El presidente de la Mancomunidad del Sur y alcalde de Móstoles, David Lucas, ha celebrado la aportación de recursos de la Comunidad de Madrid para la construcción de dos plantas de tratamiento y gestión de los residuos en la Mancomunidad del Sur -la más grande, con 2 millones de habitantes y 70 municipios-, a través de procedimientos mecánico-biológicos.

La situación en la Mancomunidad Este es "acuciante", según su presidente y alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez, quien ha precisado que a finales de 2018 acaba previsiblemente la vida útil del vertedero al aire libre de Alcalá de Henares, por lo que es prioritario que avancen las obras de la planta de Loeches.

El presidente de la Mancomunidad del Noroeste y alcalde de Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa, ha anunciado que en menos de dos años los vecinos de los municipios de Colmenar Viejo y de Tres Cantos no sufrirán los olores derivados de las labores de mantenimiento del actual vertedero.

Ángel Martínez, presidente de la Mancomunidad de Servicios del Valle Norte del Lozoya y alcalde de Buitrago de Lozoya, ha agradecido el esfuerzo de la Comunidad de Madrid con su territorio, que tiene pocos habitantes, pero es el mejor conservado de la región.