La Comunidad instala en Boadilla la depuradora con el sistema más avanzado

El presidente de la Comunidad, Ignacio González, ha visitado la depuradora 'Arroyo Valenoso' en Boadilla, que incorpora "el sistema de tratamiento de aguas más avanzado de la región" y es una de las más innovadoras del país, ya que sólo 20 de las 3.000 estaciones españolas tienen este sistema.

La nueva depuradora, cuyas obras concluyeron en el mes de marzo y que se encuentra en fase de pruebas, está previsto que comience a funcionar en el "primer o segundo trimestre de 2015" y ha supuesto una inversión de 9,5 millones de euros.

González, que ha estado acompañado por el presidente del Canal de Isabel II, Salvador Victoria, y el alcalde de la ciudad, Antonio González Terol, ha querido conocer de primera mano el funcionamiento de esta instalación, que busca, ha dicho, "mejorar el servicio y la atención a los ciudadanos", apostando por "la innovación y la nueva tecnología".

Se trata de la primera estación depuradora cerrada e introduce un sistema parecido a las plantas desaladoras -con membranas de ultrafiltración-, que permitirá reutilizar directamente el agua depurada tras un tratamiento de desinfección a la vez que se ahorra espacio, ya que en la misma planta se incluyen todos los tratamientos necesarios para tratar el agua.

La nueva estación -con una capacidad de tratamiento de 6.000 metros cúbicos diarios- va a beneficiar a "más de 30.000 vecinos de todas las Urbanizaciones históricas y de los nuevos desarrollos de Boadilla", ha destacado el regidor.

Madrid, que cuenta con 156 depuradoras para 179 municipios, es, ha apuntado el presidente, "la única región de Europa probablemente que tiene el 100% de sus aguas depuradas".

El Canal invertirá a lo largo de este año cerca de los 300 millones de euros en infraestructuras para mejorar toda la Red de saneamiento, depuración y abastecimiento de agua a los madrileños.

Esta obra es "un ejemplo más de la recuperación económica", ha manifestado el jefe del Ejecutivo regional, antes de resaltar que "no se van a pedir más esfuerzos a los madrileños, han hecho muchos, y hoy ya podemos devolver ese esfuerzo en términos de mejoras para ellos".