La Comunidad garantiza el pago de la Renta Mínima de Inserción en 2011 para abonarlo desde el 1 de enero

Asamblea Pleno

El vicepresidente regional, Ignacio González, ha criticado que el Gobierno retire el subsidio de 426 euros a los desempleados sin ingresos y ha comparado el "discurso hueco y contradictorio" del PSOE con el "interés real y efectivo" del PP en ayudar a los parados en dificultades.

González ha hecho hoy estas declaraciones en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, donde se ha aprobado destinar 48,2 millones de euros a garantizar en 2011 el pago de la Renta Mínima de Inserción (RMI) y ayudar a subsistir a los desempleados de la Comunidad que no perciben ningún subsidio.

El "número dos" del Gobierno regional ha comparado esta manera de actuar con la decisión anunciada ayer por el presidente Rodríguez Zapatero de retirar el subsidio de 426 euros mensuales a los desempleados sin prestaciones lo cual, ha dicho, significa romper "un viejo compromiso" del Gobierno con los parados.

Ha lamentado que el Ejecutivo central reprochara en ocasiones a la Comunidad de Madrid "que no estaba haciendo nada por ayudar a los desempleados" cuando, según González, "somos la única administración que garantiza el pago de la RMI como derecho de los que no tienen ningún ingreso" y que además amplía esa cantidad "en función de los requisitos que marca la ley".

En cambio, lo ha comparado con la reciente decisión de Rodríguez Zapatero de eliminar el subsidio mientras la Comunidad, "por encima de la coyuntura política" continúa "manteniendo y garantizando la RMI" para las personas que atraviesan dificultades económicas porque no tienen ingresos ni trabajo.

Según ha informado González, en el primer semestre del año la Comunidad ha garantizado el pago de la RMI a una media de 11.426 familias al mes y en ese mismo periodo hubo 70.000 perceptores que cobraron 532 euros de media mensual en concepto de ayudas de la Administración regional.

Ha añadido que este año el Gobierno de Madrid destinará 64 millones de euros a la RMI, de los cuales 60 millones serán para pagar ayudas y el resto para financiar proyectos de integración y convenios.

Asimismo, ha destacado que de enero a junio de 2010 ha habido 549 familias que dejaron de percibir la RMI porque mejoraron su economía personal o familiar.

EL PSOE RECLAMA A LA COMUNIDAD QUE ASUMA AHORA LA AYUDA A LOS PARADOS QUE QUITA ZAPATERO

Mientras la Comunidad hacia este anuncio, entre los diputados socialistas madrileños había sorpresa tras la decisión del presidente del gobierno de acabar con el subsidio de 426 euros para los parados . Ahora, cuando en estos momentos se están tramitando los presupuestos de la Comunidad para el próximo año, el grupo socialista insiste en mantener el subsidio, eso si, a cuenta de la Comunidad de Madrid.

Así, la portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez, ha afirmado este jueves que el Ejecutivo central no ha llevado a cabo "ninguna supresión del subsidio por desempleo", sino que lo que ha ocurrido es que, tal y como estaba previsto, no va a renovar la ayuda de los 426 euros, que, en su opinión, debería prestar el Ejecutivo de Esperanza Aguirre.

"No se produce ninguna supresión del servicio por desempleo", ha afirmado Menéndez en rueda de prensa en la Asamblea de Madrid, donde ha sostenido que "lo que ha comunicado el Gobierno de España es que finaliza en el tiempo en que estaba previsto el PRODI, que no es el subsidio por desempleo que sigue manteniéndose intacto".

Asimismo, ha esperado que los cambios vayan encaminados a la reforma de las políticas activas de empleo, de manera que se vinculen determinadas ayudas por la participación en políticas activas de empleo".

No obstante, sí que ha considerado que la Comunidad de Madrid debería dar esta prestación. "Cuando se agotan los periodos de prestaciones contributivas y subsidios por desempleo son las administraciones autonómicas las que en el ámbito de su competencia deben apoyar con determinadas enmiendas y propuestas", ha aseverado para citar cuestiones como la renta activa de inserción.

Por su parte, el portavoz 'popular', David Pérez, no ha estado de acuerdo y ha indicado que las políticas pasivas "corresponden al Estado" y no a las comunidades autónomas.

En el caso del anuncio de la privatización parcial de Barajas, Menéndez ha afirmado que no son partidarios de las privatizaciones, pero ha explicado que "la privatización que ha planteado el Gobierno de España la plantea indiscutiblemente vinculada a una necesidad imperiosa de recaudación de ingresos para el Estado para reducción de déficit público y así poder cumplir los objetivos de estabilidad presupuestaria y reducción de déficit en la UE".

Por parte de IU, su portavoz en la Asamblea, Gregorio Gordo, ha criticado las medidas del Ejecutivo central, y se ha preguntado qué más quieren quitar a los desempleados que no tienen ingresos.

Gordo ha indicado que su formación mantiene viva una enmienda que pide 600 euros para los parados que no tienen otra prestación, que es posible llevar a cabo con una política fiscal diferente.

Mientras por parte del PP, Pérez, ha señalado que las medidas que ayer hizo públicas le presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, han pillado "con el pie cambiado al PSM y "desarticulan" el discurso del secretario general de los socialistas de Madrid, Tomás Gómez.

Según ha señalado Pérez, Zapatero ha dejado "absolutamente desautorizado a Tomás Gómez", cuyo partido ha pedido a lo largo del tiempo cuestiones que ahora va a suprimir el Estado, como los 426 euros.

Asimismo, ha reseñado que Zapatero va a aprobar cuestiones que el PP ha defendido a lo largo del tiempo, como la relacionada con el Impuesto de Sociedades.