La Comunidad eleva el nivel de contaminación del Ayuntamiento para fijar restricciones

El Gobierno de Cristina Cifuentes ha aprobado hoy el protocolo regional ante episodios de alta polución por dióxido de nitrógeno (NO2), que finalmente fija medidas restrictivas de velocidad o circulación tráfico cuando se superen los 200 microgramos de este contaminante. El protocolo de la Comunidad difiere del Ayuntamiento de Madrid, que establece ya limitaciones de velocidad y aparcamiento cuando se alcanzan los 180 microgramos de NO2, mientras que, en ese nivel, el Ejecutivo autonómico se decanta por medidas meramente informativas.

El texto del Gobierno madrileño también se diferencia del municipal al utilizar un criterio de restricción de circulación de vehículos en función de si éstos son más contaminantes o menos, mientras que el Ayuntamiento emplea el sistema de la circulación alterna, en función de las matrículas pares o impares. El Consejo de Gobierno ha aprobado en su reunión de hoy el texto del protocolo, que establece unas líneas de actuación en caso de episodios de contaminación por NO2 y que fija que los municipios podrán adoptar medidas más restrictivas que las fijadas por la Comunidad, pero nunca menores que las recogidas en éste.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Cifuentes ha explicado que el protocolo regional "hace hincapié en la prevención y en la concienciación de las personas y los ayuntamientos antes de adoptar medidas restrictivas". En este sentido, ha indicado que primero hay una "fase preventiva y luego se adoptarán medidas restrictivas", ya que "se busca evitar la improvisación", que, según ella, "desgraciadamente" se está sufriendo en la ciudad de Madrid ante los episodios de contaminación.

La presidenta de la Comunidad ha agregado que el protocolo regional "dota de coherencia a todas las actuaciones que se deben llevar a cabo y delimita las pautas que deben seguirse en cada caso" y también potencia la coordinación entre los ayuntamientos. Tras subrayar el compromiso del Ejecutivo madrileño con la sostenibilidad ambiental, ha indicado que el texto incorpora "de manera activa" a los grandes municipios (de más de 75.000 habitantes) en el objetivo de luchar contra la contaminación y les obliga a tener sus propios protocolos en el plazo de un año.

Los municipios obligados a tener su propio protocolo son Madrid, Alcalá de Henares, Alcobendas, Coslada, Las Rozas, Pozuelo de Alarcón, Rivas Vaciamadrid y San Sebastián de los Reyes. El protocolo de la Comunidad divide la región en siete zonas de actuación: la zona 1 es Madrid ciudad, dividida a su vez en cinco subzonas; la zona 2 comprende el Corredor del Henares; la zona 3 corresponde al área urbana sur; la zona 4 son los municipios del noroeste; la zona 5 es la Sierra Norte; la zona 6 es la cuenca del Alberche, y la 7, la cuenca del Tajuña. En cuanto a los niveles, se establecen tres: "información y preaviso", "aviso" y "alerta".

El nivel de "información y preaviso" se producirá cuando dos estaciones de una misma zona registren más de 180 microgramos por metro cúbico de NO2 durante dos horas consecutivas. El de "aviso" se establecerá cuando dos estaciones de una misma zona registren 200 microgramos de NO2 por metro cúbico durante dos horas seguidas.

El nivel de "alerta" se decretará cuanto se superen los 400 microgramos de NO2 por metro cúbico durante tres horas consecutivas entres estaciones de la zona 1 (Madrid ciudad), pero si se trata de la subzona 4 de Madrid bastará con se detecte en dos estaciones de medición. En el resto de zonas, el nivel de "alerta" se establecerá cuando una estación de medición registre 400 microgramos de NO2 por metro cúbico durante tres horas.

Estos niveles se trasladarán a cuatro escenarios. En el "escenario 1" se producirá cuanto el nivel de "información y preaviso" lleve un día activado. En este caso, las medidas serán de información a través de redes sociales y medios de comunicación y de promoción del transporte público, con alternativas que establecerá el Consorcio Regional de Transportes en colaboración con los ayuntamientos. El "escenario 2" se activará al sobrepasarse dos días consecutivos el nivel de "información y preaviso" o se cumpla un día entero del de "aviso".

Las medidas en este caso serán la limitación de la velocidad a 90 kilómetros por hora en la M-40, la M-45 y las vías de acceso de alta capacidad situadas en el interior de la M-45. El "escenario 3" se activará cuando se supere durante dos días consecutivos el nivel de "aviso".

A las medidas de los escenarios 1 y 2, se sumarán la mejora de la capacidad de transporte público y actuaciones regionales y municipales dirigidas a reducir emisiones en los sectores productivos. Una de ellas será la recomendación de limitar el uso de las calefacciones a la temperatura de 21 grados.

También se adoptarán medidas que permitan flexibilizar los horarios en las administraciones públicas para evitar "horas punta" y se reducirán las obras públicas que generen contaminación. En este escenario, la velocidad en autovías y autopistas exteriores a la M-50 la velocidad se reducirá a 100 kilómetros por hora.

El último escenario será el 4, que se activará al cumplirse un día completo del nivel de "alerta". A todas la medidas de los anteriores niveles, se añadirá la limitación de velocidad a 90 kilómetros por hora en la M-50 y a 100 en tramos de gran capacidad en el interior de ésta en los que habitualmente se permite una velocidad superior. Además, en el "escenario 4" contempla recomendaciones al sector privado, como planes de movilidad y teletrabajo en empresas de más de 250 trabajadores y medidas de reducción emisiones.