La Comunidad desactiva el nivel de alerta 1 y rechaza culpar a los conductores

La Comunidad desactiva el nivel de alerta 1 y rechaza culpar a los conductores

La Comunidad de Madrid ha decidido rebajar el nivel del Plan de Inclemencias Invernales del nivel 1 al nivel 0, con lo que se mantienen las recomendaciones a los ciudadanos para que extremen la precaución si deciden optar por el vehículo privado para desplazarse y el nivel de alerta en ayuntamientos y organismos para que continúen esparciendo sal y salmuera y se garantice la movilidad tanto en las carreteras como en los municipios.

Según ha informado el Gobierno regional en un comunicado, en este momento no existe ningún problema de circulación en los más de 2.500 kilómetros que forman la red viaria de la Comunidad. En total, se han activado 35 máquinas quitanieves y 197 efectivos que han esparcido 1.395 toneladas de sal y 116.590 litros de salmuera para garantizar la movilidad de los ciudadanos.

A lo largo de la jornada de este lunes se ha prestado una "especial" atención para garantizar el acceso y tránsito de los ciudadanos y los vehículos en los centros escolares, las residencias de mayores, los hospitales y los centros de salud.

Además, el Ejecutivo ha indicado que los ayuntamientos han realizado, en el ámbito de sus competencias, un esfuerzo "muy importante" para prevenir la formación de placas de hielo debido a las bajas temperaturas que hoy se han producido en la región de hasta -8ºC en la zona de la Sierra y -4ºC en el resto de la Comunidad.

PLACAS DE HIELO

Durante este lunes, el Centro de Emergencias 112 no ha recibido apenas avisos relacionados con la formación de placas de hielo, más allá de algunos que alertaban de la existencia de problemas a la salida de sus viviendas, en las rampas de acceso a los garajes. Estas llamadas provenían de domicilios situados en la zona norte de la región, que ha sufrido las temperaturas más bajas.

Asimismo, respecto a las carreteras no ha habido que cortar el acceso a ningún puerto de montaña y la situación es de normalidad en todos ellos, aunque se sigue solicitando a los conductores "mucha precaución" porque las condiciones de los puertos siguen siendo complicadas debido a la formación de placas de hielo, sobre todo en zonas de umbría.

Desde el 112 se sigue recomendando a los ciudadanos que circulen con sus vehículos privados que lo hagan provistos de ropa de abrigo, agua, un móvil con la batería cargada, el depósito de combustible del vehículo lleno y cadenas por si hubiera un cambio en la previsión del tiempo y fuera necesario instalarlas en sus vehículos.

LA COMUNIDAD RECHAZA CULPAR A LOS CONDUCTORES

El viceconsejero y director de la Agencia de Seguridad y Emergencias de la Comunidad de Madrid, Carlos Novillo, ha rechazado culpar a los conductores de las situaciones causadas del temporal. En declaraciones a los medios en la sede de Emergencias del 112, Novillo ha subrayado que todas las carreteras dependientes de la Comunidad de Madrid están limpias y abiertas al tráfico y en ninguna es necesario el uso de cadenas.

No obstante, el Centro de Emergencias Madrid 112 recomienda a los conductores que extremen las medidas de precaución y limiten en la medida de lo posible el uso de los vehículos particulares. En este sentido, ha recordado la recomendación a los ayuntamientos para que tomen medidas de forma que, tras las heladas caídas esta noche, se garantice la movilidad en los cascos urbanos, especialmente en los accesos a hospitales, centros escolares, centros de salud y de transporte público.

Asimismo, el Centro de Emergencias 112 ha reportado esta noche un total de 83 incidencias, todas ellas llamadas de ciudadanos alertando sobre placas de hielo en la calzada de las vías. Novillo ha explicado que hoy y mañana seguirán trabajando las 36 máquinas quitanieves del Gobierno regional por las inclemencias que pueda haber.

RECOMENDACIONES

Se recomienda evitar los viajes en automóvil por esta zona y, en caso de que esto no sea posible, se pide a los conductores que se aseguren de llevar el depósito de gasolina lleno, ropa de abrigo, cadenas y móviles cargados.

La Comunidad de Madrid ha puesto a disposición del Ministerio de Fomento y de la Junta de Castilla y León parte de su dispositivo para paliar los problemas registrados especialmente en la parte segoviana de la AP-6, en la que la esta madrugada quedaron atrapados centenares de conductores.

Así, la Comunidad de Madrid ha facilitado ambulancias a petición de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que se ha encargado del rescate de las personas atrapadas en el tramo segoviano de la AP-6.

LA AP-6 VUELVE A ABRIR AL TRÁFICO CON LA ÚNICA RESTRICCIÓN AL PASO DE CAMIONES

La AP-6 ha vuelto a abrir al tráfico en la provincia de Segovia con la única restricción al paso de camiones después del cierre anunciado en la tarde de este domingo por el incremento de la intensidad de la nevada en la zona.

Lo ha anunciado el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, desde su cuenta personal de Twitter, confirmando además la reapertura al tráfico en las autopistas A-51 y A-61, donde también se había cerrado por la nieve. "La AP-6 vuelve a tener la circulación abierta al completo en ambas direcciones, con la única restricción del paso de camiones", ha escrito Zoido, que preside el gabinete de crisis reunido en la sede de la DGT de Madrid.

Sobre las 20.00 horas, el director general de la Dirección General de Tráfico (DGT), Gregorio Serrano, había anunciado el cierre inmediato al tráfico de la AP-6. Después, Serrano detalló que la decisión se tomaba por "la fijación de la nube en un tramo de la autopista" y "por petición de la concesionaria" de la vía.

El tráfico en la AP-6 se reanudó este domingo sobre las 14.45 horas de manera provisional en ambos sentidos. A última hora del sábado quedaron atrapados conductores que circulaban en varios puntos de la AP-6, y han tenido que pasar la noche bajo el temporal, sin poder continuar la marcha hasta la mañana del domingo.

La DGT había ampliado la circulación en la AP-6 en ambos sentidos hasta las 18.00 horas, momento en el que no se registraban "incidencias" en esta vía, según su director. La circulación ha estado en las últimas horas bajo la supervisión de la Jefatura de Tráfico de la Guardia Civil y un retén de la Unidad Militar de Emergencias (UME).