La Comunidad abrirá comedores escolares durante las vacaciones de Navidad

La Comunidad de Madrid mantendrá operativos los comedores escolares y las actividades extraescolares durante las navidades para mantener una prestación esencial, según ha anunciado hoy la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. Durante la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno, Cifuentes ha avanzado que la administración autonómica destinará a esta iniciativa una partida de 500.000 euros durante las vacaciones navideñas, que alcanzará los dos millones para los periodos vacacionales de Semana Santa y verano.

Los hijos de las víctimas de violencia de género se beneficiarán por primera vez del servicio de comedor escolar en Navidad, al que el Gobierno regional ha aprobado este martes destinar 500.000 euros para atender las necesidades de alimentación de hasta 15.000 niños. Así lo ha indicado la presidenta regional, Cristina Cifuentes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, al tiempo que ha subrayado que gracias a este "esfuerzo presupuestario" se va a poder prestar servicio a los niños de familias con menos recursos que disponen de ayudas de comedor a lo largo del curso escolar: familias beneficiarias de la Renta Mínima de Inserción, familias víctimas del terrorismo, alumnos en acogimiento familiar y, por primera vez, hijos de las víctimas de violencia de género.

Además, los alumnos escolarizados al amparo de los convenios y acuerdos establecidos por la Consejería de Educación, Juventud y Deporte con la Agencia Madrileña de Atención Social, con la Dirección General de Instituciones Penitenciarias y con la Dirección General de la Mujer también podrán beneficiarse de esta medida.

Las ayudas se concederán directamente a los ayuntamientos que cuenten con colegios abiertos en vacaciones en los que se realicen actividades extraescolares con la finalidad de que además de ir a recibir comida los niños puedan desarrollar estas actividades y "no quedar señalados socialmente", ha explicado Cifuentes.

Cada consistorio recibirá una cantidad por día y alumno para atender toda la demanda que se produzca, y en el caso de que el presupuesto inicial no fuera suficiente para cubrir todas las solicitudes que cumplan con los requisitos, el Ejecutivo regional aprobaría un crédito adicional, ha asegurado Cifuentes.

El Ejecutivo regional dedicará un total de 2 millones de euros a cubrir el servicio de comedor durante los periodos no lectivos de Navidad, Semana Santa y verano. Estas ayudas se darán de forma directa a los ayuntamientos de la región que cuenten con colegios abiertos en vacaciones en los que se realicen actividades extra escolares.

La Comunidad de Madrid ofrecerá la relación de alumnos con derecho a esta ayuda a los ayuntamientos, "propietarios de los colegios", para facilitarles la presentación de solicitudes.

MÁS DINERO PARA LA RENTA MÍNIMA DE INSERCIÓN

Además el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado este martes una nueva aportación de 11 de millones de euros con la finalidad de pagar hasta el final de 2015 la Renta Mínima de Inserción (RMI), cuyos beneficiarios han aumentado en un 21 por ciento este año, hasta situarse en 26.954 familias, lo que supone un total de 91.900 personas. Así lo ha anunciado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, que también ha aprobado un gasto por tramitación anticipada de 60 millones de euros adicionales para pagar la prestación durante los seis primeros meses de 2016, lo que supone destinar un total de 71 millones de euros para la Renta Mínima de Inserción.

"Insistir en que estamos trabajando para reducir el tiempo medio de tramitación de los expedientes de RMI", ha manifestado Cifuentes, quien ha aclarado que se trata de una ayuda que reciben las familias que no perciben ningún otro tipo de ingreso. Según Cifuentes, actualmente la media de tramitación es de cuatro meses y el objetivo de su Gobierno es reducirla hasta "un máximo de tres meses".

La presidenta regional ha destacado que mientras en otras comunidades, una vez acreditados los requisitos, se da una ayuda temporal que una vez transcurrido un determinado número de meses hay que volver a solicitar, en la Comunidad de Madrid se han dado "más facilidades" para que las personas que lo necesitan puedan acceder a la Renta Mínima de Inserción.

"La diferencia es que la Comunidad de Madrid, una vez que se concede la ayuda, ya se concede con una duración ilimitada mientras persistan las condiciones que originaron la concesión de la ayuda", ha agregado la presidenta regional, quien ha apuntado que en estos momentos Madrid es la región que más Renta Mínima de Inserción ha tramitado.

Tras señalar que el objetivo de las aportaciones aprobadas este martes es contar con el crédito ya dispuesto para pagar mes a mes las Renta Mínima de Inserción "para que la tramitación de las mismas no se demore", ha asegurado que con independencia de los presupuestos aprobados no hay una partida cerrada, sino que "si por las circunstancias socieconómicas de las familias madrileñas se sobrepasara la cifra y hubiera más peticiones" se habilitarían los créditos necesarios para seguir cubriendo las necesidades de RMI.

"Entendemos que es nuestra obligación como administración comprometernos con aquellos que los están pasando mal", ha aseverado, para agregar que en otras comunidades los beneficiarios llegan hasta donde alcanza el presupuesto.

En los presupuestos de la Comunidad de Madrid para 2015 se aprobó un crédito de 93,79 millones de euros para atender al pago de la prestación de la Renta Mínima de Inserción. El pasado mes de septiembre, el Consejo de Gobierno autorizó una ampliación de crédito de 6 millones de euros para el pago de la nómina de octubre; en octubre se aprobó una segunda ampliación, de 10,7 millones, para hacer frente a la nómina de noviembre; y este martes, otra de 11 millones para la nómina de diciembre.

La cuantía de la Renta Mínima de Inserción se establece en función del número de miembros de la unidad familiar, abarcando desde 375,55 euros para una sola persona, hasta un tope de 532,51 euros para familias de tres o más miembros. Desde que la Comunidad de Madrid creó este recurso en 2002, han percibido esta prestación un total de 53.153 familias.