La Comunidad crea un colegio arbitral de consumo especializado en Turismo

La Comunidad ha puesto en marcha el Colegio Arbitral de Turismo para resolver las controversias entre usuarios y empresarios relacionadas con agencias de viajes, hoteles, apartamentos turísticos, campamentos o servicios prestados por restaurantes, bares, cafeterías y contratos de catering.

El consejero de Economía y Hacienda, Percival Manglano, ha presentado hoy este nuevo Colegio Arbitral, que formará parte de la Junta Arbitral de Consumo y ha destacado el papel que tendrá a la hora de proteger los derechos de los consumidores de la región.

Según ha explicado el consejero, el turismo representa el 6,3% del PIB regional y en sólo 6 años se han incrementado un 50% los turistas que visitan anualmente la región, que han pasado de 6,5 millones en 2004, a la cifra récord de 10 millones en 2010.

Manglano ha destacado que con el nuevo Colegio Arbitral de Turismo la Administración regional, las asociaciones empresariales y las de consumidores "vuelven a sumar esfuerzos para consolidar el liderazgo" del sector turístico madrileño en calidad y competitividad, y sobre todo "en excelencia en el trato al consumidor".

El sistema arbitral de Consumo supone un ahorro estimado de 3 millones de euros a la Administración de Justicia y se caracteriza por ser gratuito para las partes, que solo en determinados supuestos tienen que costear la práctica de peritajes.

También es más rápido, ya que los expedientes se tramitan como mucho en seis meses desde la admisión a trámite de la solicitud; es sencillo y eficaz, porque tiene pocas formalidades y se resuelve sin necesidad de recurrir a la vía judicial y es voluntario, ya que ambas partes se someten libremente al arbitraje.

Los laudos son de obligado cumplimiento para empresario y consumidor y tienen el mismo valor que una sentencia judicial.

En la actualidad hay más de 13.600 empresas y profesionales adheridos a la Junta Arbitral de Consumo y de enero a septiembre de 2011 el Instituto Regional de Arbitraje de Consumo de la Comunidad ha recibido 5.600 solicitudes de arbitraje, un 16% más que en el mismo período de 2010.